UNA RESPONSABILIDAD COMÚN

Diciembre 2017 | Edición 2018


UNA RESPONSABILIDAD COMÚN

 

 

U

na de las lecciones que enseña el proceso eleccionario hondureño es que, a pesar de las buenas intenciones, aún existen áreas donde es necesario avanzar en la construcción de consensos políticos estabilizadores.

Los efectos en la economía se sintieron de inmediato. Un aumento en el costo de los bonos soberanos de Honduras. Un encarecimiento progresivo de alimentos básicos y populares. Cientos de millones de dólares destruidos durante jornadas de protestas. Para Centroamérica, la situación provocó el cierre de fronteras en horarios restringidos y la paralización de la carga terrestre por rutas que atraviesan Honduras. Se redujeron los horarios de operación en la recientemente integrada frontera hondureño-guatemalteca, y la recomendación a los comerciantes de no enviar productos sin la certeza de la libre circulación. Los desacuerdos políticos e ideológicos de cualquier naturaleza tienen efectos inmediatos prácticos cuando no se comparten principios mínimos de responsabilidad común y compartida sobre el bien común de la sociedad.

Las experiencias en varias sociedades latinoamericanas han sido lamentables. Personas y propiedades dañadas. Deterioro de la institucionalidad, pérdida de confianza y encarecimiento de los productos y servicios. Condiciones que facilitan la reproducción de la pobreza, perpetuación de la miseria y aumento de la conflictividad social.

Las recomendaciones para superar estos desacuerdos no son tan difíciles de implementar. Plataformas de diálogos políticos abiertos a los consensos, transparencia en los procesos, respeto a las normas mínimas relacionadas con el bien común. Voluntad real de diálogo y búsqueda de soluciones compartidas, incluyendo observadores internacionales, leyes de reparación de daños y cumplimiento de las leyes.

Analizamos en esta edición el sector hospitalario de la región, sus inversiones y acreditaciones internacionales. Profundizamos en los estudios de postgrado en América Latina. Educación y salud, ambos sectores son indispensables para el progreso económico y social de las personas y los países.

Agregamos una sección sobre las facilidades y rutas de transporte de la región. Los acontecimientos hondureños mostraron la fragilidad de un sistema que rápidamente puede trabarse. Describimos las opciones y alternativas existentes en la región.

Finalmente centramos la atención en las proyecciones económicas y empresariales para el 2018. Los desafíos en el horizonte son inciertos. Los efectos de la reforma tributaria en los Estados Unidos anticipan un aumento de la capacidad de gasto de los ciudadanos y el discurso anti emigrante impulsó un incremento de la capacidad de ahorro de los trabajadores latinos en EE.UU., que subieron los envíos de remesas a sus países de origen.

Alcanzar consensos políticos aceptando las diferencias y creando instancias de colaboración es indispensable para la estabilización de Centroamérica. Construir una institucionalidad común, compartida y respetada es probablemente el único camino para que nuestros países salgan de la pobreza y el subdesarrollo.

Publisher Centroamérica