US$2.822 MILLONES EN LLAMAS

L

as frecuentes noticias relacionadas con las dificultades que enfrentan las empresas que desarrollan inversiones relacionadas con proyectos de infraestructura energética como hidroeléctricas, energía solar o eólica, y la explotación de recursos naturales como minería y agroindustria, impulsó al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) a cuantificar en US$2.822 millones los daños económicos directos ocasionados por la agresión de grupos que operan al margen de la ley.

Las consecuencias de estas acciones que paralizan inversiones han sido denunciadas por la comunidad empresarial centroamericana desde hace más de una década.

Haciendo un poco de historia. En Guatemala, AméricaEconomía informó que hace cinco años la asociación de energía renovable había constatado que las inversiones por US$883 millones en 12 proyectos de generación hidroeléctrica y con capacidad de 352 MW estuvieron paralizados debido a conflictos sociales.

En Panamá, en marzo de 2018, el enfrentamiento entre dos sindicatos sobre quién tenía el derecho a negociar el contrato colectivo de la empresa paralizó una inversión minera de US$6.400 millones y arriesgó la existencia de doce mil empleos.