MOXY HOTELS LLEGAN A LATINOAMÉRICA

Moxy Hotels, una marca de hoteles del portafolio de Marriott International, busca conquistar a los viajeros con “mentalidad milenio”.


Moxy Hotels, una marca de hoteles del portafolio de Marriott International, planea hacia el 2020 incursionar en cuatro destinos del Caribe y Latinoamérica, una de las regiones de más rápido crecimiento en el segmento de hoteles económicos.

“La idea de Moxy Hotels se creó en Europa en el 2014 – inicialmente en colaboración con Inter IKEA– con el objetivo de crear un hotel económico, con un modelo de construcción y espacios muy eficientes, al mismo tiempo con un concepto de marca atractivo. Un par de años más tarde introducimos Moxy Hotels al mercado estadounidense y fue un gran éxito allí también, especialmente en ubicaciones urbanas. Desde entonces la marca ha crecido para incluir cerca de 30 hoteles en operación y más de 90 propiedades en el portafolio de desarrollo a nivel mundial, incluyendo los cuatro aprobados en el Caribe y América Latina”, comenta Laurent de Kousemaeker, jefe de Desarrollo de Marriott International, Caribe y Latinoamérica.

Recientemente se firmó la construcción de un hotel Moxy de 165 cuartos en el Poblado Medellín, Colombia, cerca del Parque Lleras, y otro de 126 cuartos en Miraflores, cerca de la Calle de Las Pizzas, en Lima, Perú. “Tenemos otros dos proyectos aprobados en Costa Rica y República Dominicana, y estamos analizando otros diez proyectos en la región desde que lanzamos la marca el mes agosto en Latinoamérica”, agrega.

Se prevé que el Moxy en Medellín abra a principios de 2020. Contará con varias amenidades interesantes que les permitirá a los huéspedes trabajar, disfrutar y conectarse mientras están rodeados por un llamativo diseño y estilo contemporáneo.

UNA APUESTA DE BAJO COSTO

Este concepto de hotel es definido más por su actitud que por su nivel de precio. La marca rediseña la experiencia tradicional de hoteles accesibles. “Lo barato no tiene que ser aburrido. Desgraciadamente en Latinoamérica vemos muchos hoteles baratos, pero también aburridos. Moxy cree en el concepto que ‘menos es más’ y descarta lo innecesario. Nos enseña que el diseño y estilo no tienen que ser sacrificados para ser accesible. Esta marca cuenta con sus vibrantes espacios de lobby basados en una experiencia tipo bar amplificada, zonas sociales, autoservicio 24/7 ‘grab and go’ (tomar y salir), abundantes conexiones para dispositivos personales y Wi-Fi gratuito”, describió el ejecutivo.

Los cuartos de este tipo de hotel son de 17m2 y diseñados de una manera divertida y funcional, con unas áreas comunes, atractivas, interesantes y cómodas. “El concepto de Moxy es de un modelo de construcción y espacios muy eficientes, pero con un concepto de marca atractivo. Optimizando el tamaño de los cuartos y ‘back-of-the-house’ (por su modelo operativo), pudimos engrandecer las áreas comunes ofreciendo diseño y diversión atractivos. Y con todo esto, estamos consiguiendo un modelo Moxy prototipo con alrededor de 32m por cuarto (bruto)”.

Kousemaeker explica que desde un punto de vista de inversores la marca presenta un modelo de negocios muy atractivo. “Una inversión por cuarto mucho más económico (alrededor de US$60.000 por cuarto sin suelo), combinado con un modelo operativo más eficiente (algunas de las posiciones del personal son polivalentes, resultando en un coeficiente de empleado por cuarto reducido), combinado con una prima en la tarifa media (por el componente ‘lifestyle’ que ofrece sus huéspedes)… resultando en un potencial de retorno a la inversión más atractivo que otras marcas económicas”.

RETOS

“Considerando que una gran parte de nuestra región es muy sensible al costo de la inversión que requiere un proyecto de un hotel típico – por los retos regionales en conseguir financiación asequible–, y que tenemos muchos mercados secundarios con un ‘tope’ en la tarifa media que se puede lograr, Moxy es una opción excelente”.

Moxy Hotels aspira sorprender a viajeros conscientes de su presupuesto con una experiencia detallista, animada, y divertida para la siguiente generación de viajero que ofrece una nueva forma de viajar en la que su accesibilidad no sacrifica el estilo. Por este motivo, se ha vuelto muy popular entre la nueva generación (así como los huéspedes más mayores, pero con “mentalidad milenio”) que coincide con nuestra filosofía que hoteles accesibles no deben verse baratos y aburridos.

Ofrecen Wi-Fi rápido gratis y abundantes conexiones para todos los dispositivos personales que tengan. “Reconocemos que experiencias e interacción valen más que cosas, y todas las zonas comunes del Moxy crean oportunidades perfectas para interactuar con gente nueva y crear nuevas memorias. Moxy sabe que los millennials tienen poca paciencia y por eso ofrecemos autoservicio 24/7. El check-in es al mismo tiempo una barra. Los clientes reciben un trago o refresco complementario. Así que el huésped recibe la experiencia que busca, y el inversor al retorno que quiere”, concluye.