CENTROAMÉRICA RETROCEDE EN “DOING BUSINESS 2019”

En el nuevo informe del Banco Mundial “Doing Business 2019”, los países centroamericanos y República Dominicana cayeron en el ranking mundial. Solamente Panamá se mantuvo en la misma posición.


El Banco Mundial publicó la 16ª edición de su informe “Doing Business 2019”, evaluando la facilidad para hacer negocios a nivel mundial. Recopila información de 11 áreas de la regulación de negocios, ayudando a los gobiernos a diagnosticar trabas en procesos administrativos para corregirlos.

Doing Business 2019En esta nueva edición, todos los países centroamericanos – con la excepción de Panamá que se mantuvo en la posición 79– bajaron en el ranking global, que incluye a 190 países. El Salvador fue el que más puestos bajó (12), del 73 al 85. Costa Rica cayó seis puestos, del 61 al 67. Honduras también sufrió una caída de seis puestos, del 115 al 121.

República Dominicana bajó tres posiciones de la 99 a la 102. Guatemala pasó del puesto 97 al 98, y Nicaragua cayó del 131 al 132.

CALIFICACIONES DOING BUSINESS 2019

En el informe de 2019, Costa Rica y Panamá obtuvieron las calificaciones más altas en la región, con 68,89 y 66,12 respectivamente. Honduras y Nicaragua lograron las notas más bajas, con 58,22 y 55,64 puntos, respectivamente.

Notablemente, Costa Rica y El Salvador han sido los únicos países que han venido mejorando su calificación entre 2015 y 2019. Panamá, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana han experimentado caídas constantes en su calificación en el mismo período.

REFORMAS

Según lo indica el informe Doing Business 2019, en Costa Rica, la introducción de un nuevo impuesto a las personas jurídicas hizo más costoso el proceso de comenzar un negocio. En cuanto al mercado laboral, modificó las regulaciones relacionadas con el contenido de las cartas de despido, la no discriminación, la protección especial de los empleados y las limitaciones a las huelgas. Implementó una nueva estructura jurisdiccional de los tribunales laborales.

El Salvador redujo los tiempos en el proceso de permisos de construcción al eliminar el requisito de estudios de factibilidad para drenaje de aguas lluvias en terrenos menores a los 1.000 metros cuadrados. Asimismo, facilitó la exportación al introducir un puesto aduanero intermedio en Santa Ana, reduciendo la congestión en el paso fronterizo de Anguiatú. La disminución en el tiempo para despachar mercancías en la frontera en El Salvador se asoció con el reclutamiento y entrenamiento de oficiales de despacho de aduanas en 2017.

Guatemala mejoró el proceso para comenzar un negocio. Redujeron el capital inicial mínimo requerido y las tarifas de registro, y simplificaron los procedimientos de registro.

Nicaragua mejoró el acceso a crédito al establecer un registro colateral unificado.

Panamá facilitó el pago de impuestos al establecer un sistema en línea para la presentación y el pago impuestos sobre la renta, impuesto sobre el valor agregado y el impuesto a bienes raíces.

República Dominicana fortaleció la protección de los inversionistas al aumentar la independencia de las juntas directivas, requiriendo que los roles de presidente y CEO recaigan en diferentes personas. Asimismo, ha obligado a potenciales compradores de participaciones significativas a realizar sus adquisiciones a través de una oferta pública.

Doing Business 2019