EL BANCO REGIONAL DE DESARROLLO MÁS SÓLIDO Y FUERTE

El BCIE se prepara para el futuro con la visión de promover la integración económica y el desarrollo económico y social equilibrado de la región centroamericana.


u

n “nuevo banco” en el que todos sus socios puedan ser beneficiarios del financiamiento que otorga a nivel regional, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se prepara para un futuro competitivo.

“Hoy nos hemos convertido en un banco regional de desarrollo más sólido y fuerte financieramente. Hemos evolucionado de atender solo a los cinco países fundadores a ser un soporte financiero para todos los países centroamericanos, al cambiar el mandato institucional a ‘promover la integración económica y el desarrollo económico y social equilibrado de la región centroamericana’, que incluye a los países fundadores y a los países regionales no fundadores”, dice Nick Rischbieth, Presidente Ejecutivo del BCIE.

En línea con dicho compromiso, el ejecutivo comenta que entre los avances y grandes logros realizados por la multilateral desde su fundación para finalizar con los resultados alcanzados del 2008 al 2018, el BCIE ha desembolsado cerca de US$16 mil millones en operaciones para financiar diferentes programas y proyectos en infraestructura productiva y social, energía, salud, educación, entre otros sectores.

Con la implementación de los diferentes programas y proyectos aprobados en los últimos 10 años, el Banco ha impactado en el bienestar de la vida de los habitantes de la región.

Como el socio estratégico de la región, el BCIE asume su compromiso con las comunidades de la región, fomentando operaciones que contribuyen directamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Respaldado por su normativa, controles internos y mecanismos de denuncia, la ética predomina en el modelo de negocios y toma de decisiones. Entre ellos destaca el Sistema de Identificación, Evaluación y Mitigación de los Riesgos Ambientales y Sociales (SIEMAS) como herramienta para la implementación de la Política Ambiental y Social.

Como parte del ciclo de proyectos, la institución considera prioritario el análisis de la viabilidad de sus clientes, el cual abarca desde la debida diligencia ambiental y social previo a la aprobación de programas y proyectos hasta la realización de visitas de campo como mecanismo de verificación de los posibles riesgos ambientales y sociales, y que, además, incluye la revisión documental pertinente.

La entidad trabaja por acompañar a la región para reducir la pobreza y lograr una mayor integración con miras a consolidar el bienestar y prosperidad.

MEJORES CRÉDITOS EN LATINOAMÉRICA

Los esfuerzos que en materia de modernización institucional se han desarrollado, promoviendo un concepto de integración regional más amplio, han permitido al BCIE contar con uno de los mejores perfiles crediticios de Latinoamérica. A lo largo de casi 58 años de existencia, el Banco se ha transformado y fortalecido con la finalidad de brindar mayor relevancia a su rol como aliado estratégico para el desarrollo de las economías de sus socios.

El aumento en la calificación de riesgo del BCIE incorpora desarrollos clave que se han materializado como resultado de las reformas al Convenio Constitutivo de la Institución, para mejorar la estructura de gobernanza del Banco, aumentar su base de miembros y habilitar financiamiento adicional a través de la diversificación y las inyecciones de capital.

Las reformas a su Convenio Constitutivo han permitido el desarrollo de operaciones en países distintos de los fundadores, entre ellos Belice, Panamá, Argentina, Colombia y República Dominicana. Esta decisión ha logrado ampliar la presencia y cobertura del impacto del BCIE en el desarrollo y extender el alcance de la integración centroamericana con otros países de la región mesoamericana.

“Hoy nos hemos convertido en un banco regional de desarrollo más sólido y fuerte financieramente. Hemos evolucionado de atender solo a los cinco países fundadores a ser un soporte financiero para todos los países centroamericanos”.

Nick Rischbieth, Presidente Ejecutivo del BCIE

El Dr. Rischbieth indica que la calificación de riesgo del Banco y su perspectiva positiva es el resultado de las decisiones adoptadas por la Asamblea de Gobernadores de modificar el Convenio Constitutivo, las cuales han tenido un impacto positivo en el perfil crediticio del Banco en el corto plazo. En esa línea, el presidente ejecutivo comenta que las modificaciones incluyeron la redefinición de la región centroamericana al incluir a Panamá, República Dominicana y Belice, y que las mismas han potenciado la incorporación de nuevos socios y han permitido impulsar un proceso de diversificación de la cartera de préstamos y fortalecer aún más el estatus de acreedor preferente de la Institución.

NUEVOS SOCIOS EXTRARREGIONALES

La incorporación de la República de Corea diversificará y fortalecerá aún más la base de accionistas del Banco. El país asiático se convertirá en el segundo socio extrarregional con mayor participación accionaria mediante la suscripción de US$450 millones, equivalente a una participación de 7,6%.

El Presidente Ejecutivo resaltó la importancia para el BCIE de atraer un socio de alta calidad crediticia como la República de Corea. Ha generado un impacto positivo e inmediato en el perfil financiero y de negocios del Banco, fortaleciendo también su gobernabilidad institucional, mejorando a su vez los beneficios de los esquemas de cooperación suscritos entre el BCIE e instituciones coreanas en favor de sus países miembros.

Asimismo, la entidad financiera es el primer organismo multilateral de la región que recibe a Cuba como uno de sus miembros. Su incorporación permitirá habilitar nuevos espacios de integración en la zona del Mar Caribe y los países de la región centroamericana. Además de fortalecer las relaciones comerciales entre Cuba y los países miembros del Banco.