CRECIMIENTO Y ESTABILIDAD

Unos efectos de las crecientes manifestaciones públicas que frecuentemente ocurren en los países centroamericanos revelan un deterioro de la confianza en el sistema político y en la institucionalidad pública. En las calles y plazas se aumentan las exigencias, se disminuye la tolerancia y las demandas sectoriales se hacen expresión de la voluntad ciudadana. Crece una progresiva inestabilidad política que, demandando reformas gubernamentales, aumenta el desorden callejero y deteriora las condiciones de vida de los ciudadanos. Surgen demandas cada vez más extremas e irracionales que responden a interpretaciones muy alejadas de los consensos sociales mayoritariamente compartidos. El diagnostico parece ser común a los países de la región y las propuestas de soluciones lentas.

Desde algunos organismos internacionales se recetan variadas formas de aumentos de impuestos, como forma de sostener los déficits públicos y aumentar programas denominados “sociales”. Un cuestionable razonamiento basado en una interpretación que las demandas callejeras tienen su origen en déficit de servicios sociales públicos. Sin embargo, la naturaleza de las demandas es más complejo y obedece más bien a una profunda desconfianza en los políticos, en sus prácticas de retención del poder y una multiplicidad de actos abusivos y de corrupción. Cuando el diagnóstico es incorrecto, las medidas son ineficaces y en ocasiones agravan las dolencias.

En consecuencia, el resultado estrangula la actividad empresarial al recaudar montos porcentuales superiores a la tasa de crecimiento de las respectivas economías. Hostigar a los emprendedores con sistemas tributarios abusivos no es la respuesta que brinda estabilidad y potencia el crecimiento.

El crecimiento económico de una nación, fundamento para otorgar condiciones de vida apropiadas para sus habitantes, requiere de fórmulas de acuerdos políticos, comportamientos correctos de las autoridades y respeto de los derechos e iniciativas individuales.

Dedicamos un esfuerzo a analizar el comportamiento de los resultados de la industria bancaria de la región. Las tasas de crecimiento de activos y márgenes de los bancos revelan una economía que crece a ritmos distintos en cada país y que responde a las condiciones del entorno. El ranking del 2018 destaca el aumento de participación de banqueros y empresas locales en la industria.

Incluimos un detallado análisis de la industria de pensiones. El sistema social de jubilaciones y retiro es uno de los pilares que permite efectivamente dar estabilidad a una sociedad. Asegurar condiciones de ingresos y de salud a las personas mayores es expresión del progreso social de un país. Describimos las distintas modalidades y destacamos los servicios que empresas privadas pueden otorgar en esta área.

Nuestras naciones requieren de una modernización de las estructuras gubernamentales relacionadas con administración de los servicios sociales y públicos. El camino correcto no parece ser agrandar el tamaño del Estado, si no hacerlo más eficaz, traspasando la gestión real de los servicios sociales a comunidades, empresas y personas.

Publisher Centroamérica