COSTA RICA Y PANAMÁ COORDINAN CONSTRUCCIÓN DE PUENTE BINACIONAL

El diseño de la obra debe ser validado por ambas naciones en las próximas semanas.


Los viceministros de Obras Públicas de Costa Rica y Panamá se reunieron el pasado 8 de marzo en el pueblo de Bribri, cantón de Talamanca en Costa Rica, para afinar detalles de cara al inicio de las obras constructivas del nuevo puente Binacional sobre el río Sixaola.

La obra de construcción está a cargo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), con una inversión de US$17,5 millones, provenientes del Fondo de Infraestructura de Mesoamérica del gobierno mexicano, y contrapartidas de ambos países. Fue adjudicada al Consorcio Binacional de Sixaola, conformado por las empresas Constructora Meco de Costa Rica y las empresas mexicanas Cal y Mayor Asociados, y Mexicana de Presfuerzo (MEXPRESA).

El diseño de la obra ya ha sido aprobado por UNOPS y será validado en las próximas semanas por ambas naciones para dar inicio a la fase constructiva.

AVANCES

Dentro de los avances más significativos está el 70% de progreso en el desmantelamiento del puente ferrocarrilero donde se ubicará la nueva estructura de 260 metros de largo, con capacidad para dos carriles (uno por sentido de circulación). Paralelamente se ha alcanzado un 30% de avance en la construcción de un puente provisional sobre el que se ubicarán los equipos pesados y el personal a cargo del desarrollo de la obra.

TRABAJO CONJUNTO

Para facilitar la coordinación y agilizar las obras se aprobó un procedimiento, que busca normar el movimiento operativo en la zona fronteriza durante el proceso constructivo, permitiendo el adecuado funcionamiento de los servicios de migración, aduanas, oficinas fitosanitarias, personal que actualmente se encuentra en proceso de reubicación.

El procedimiento define claramente el “Área Binacional” – perímetro donde se desarrolla el proyecto de construcción del puente– y asegura la adecuada aplicación de normas laborales y migratorias de cada país, así como las necesarias para el traslado y uso de herramientas, equipo y maquinaria a emplearse, y los materiales a ser incorporados en la obra, su manipulación y movilización.

El encuentro de las delegaciones encabezadas por los viceministros de Obras Públicas de Costa Rica y Panamá, ingenieros Giselle Alfaro y Erich Velásquez, respectivamente, se da en el marco de la reunión de la Unidad Técnica Ejecutora Binacional (UTEB) en la que participan representantes de las instituciones involucradas, directa e indirectamente, en el proyecto.

“La coordinación de previo al arranque de las obras se ha venido consolidando con la participación de delegaciones de ambos países. Hemos logrado resultados importantes como la elaboración de un procedimiento de operación en la zona donde se desarrolla la obra, producto que hemos aprobado el día de hoy “, manifestó la viceministra de Infraestructura del Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) de Costa Rica, Giselle Alfaro.

Por su parte, el viceministro del Ministerio de Obras Públicas de Panamá (MOP), Erich Velásquez señalo que “la complejidad del proceso constructivo ha demandado a ambos países  una estrecha coordinación que involucra más de 20 instancias, entre ministerios e instituciones gubernamentales que participan en la operación diaria y la prestación de servicios fronterizos. El trabajo conjunto se ha materializado en un procedimiento en el que todas las instituciones tendrán claro su rol, y la necesidad de colaborar para que la obra pueda desarrollarse en los plazos establecidos”.

Alejandro Rossi, director de UNOPS en Costa Rica, indicó que “el nuevo procedimiento es determinante para acelerar los plazos de obra con la coordinación imprescindible de las autoridades competentes de ambos gobiernos. De esta manera el proyecto se prepara para iniciar la fase de puesta en marcha del nuevo puente binacional, a fin de entregar a los dos países una obra esperada desde hace más de una década”.

La obra contará además con rampas de acceso para peatones y ciclistas. Estará dotada de sistemas de iluminación, drenaje y señalización tanto horizontal como vertical y estará en servicio en el primer semestre de 2019.