ACCESO A CRÉDITOS PARA PRODUCTORES HONDUREÑOS

Rainforest Alliance presentó proyecto para apoyar la competitividad de pequeños productores de zonas vulnerables del país centroamericano.


Los pequeños productores y las comunidades forestales de las regiones del centro oriente, el corredor seco, y la zona noreste de la Moskitia en la costa atlántica de Honduras tendrán mayor acceso a crédito para fortalecer sus capacidades empresariales.

Esta iniciativa es gracias al proyecto que impulsará la organización sin fines de lucro Rainforest Alliance, en alianza con la entidad financiera Familia y Medio Ambiente (FAMA OPDF), el respaldo financiero del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el apoyo técnico de Instituto para la Cooperación y Autodesarrollo (ICADE).

El programa se extenderá hasta el año 2020 y procurará mejorar las condiciones socioeconómicas y empresariales de las comunidades de esas zonas vulnerables del territorio hondureño.

“Con nuestro trabajo queremos que las pequeñas empresas comunitarias sean más competitivas y autosuficientes, sino también que esas poblaciones sean más resilientes a los impactos del cambio climático”, explicó Ana Fortín, gerente de país de Rainforest Alliance en Honduras.

Esta alianza estratégica cuenta con el apoyo de Fondo Multilateral de Inversiones del BID, y funcionará a lo largo de la cadena de valor, desde la identificación de la demanda hasta la organización de grupos de productores para que juntos puedan mejorar la calidad y el volumen de sus productos, implementar prácticas climáticamente inteligentes, para construir negocios competitivos y rentables.

IMPACTO

El proyecto desarrollará productos financieros adecuados a las necesidades específicas de las pymes con la finalidad de facilitarles créditos. Además, se brindará asistencia técnica a 30 de ellas en cuatro cadenas productivas de café, cacao, rambután y madera, diseñado en base a las necesidades comerciales más apremiantes de las comunidades.

Otros resultados esperados son la mejoría de ingresos en más de 2.700 familias y la creación de unos 300 nuevos empleos. Se espera que las ventas de productos forestales aumenten en US$800.000. Se espera que las ventas de café, cacao y rambután aumenten en US$1,5 millones. Además, el trabajo tiene como objetivo llevar hasta 100.000 hectáreas de bosque tropical en mejores condiciones de gestión y conservación.

El plan incluye estrategias para impulsar la participación e involucramiento de las mujeres en toda la cadena productiva, en los negocios, el manejo de los recursos naturales y la toma de decisiones.

Este programa se basa en otro exitoso proyecto respaldado por el BID que Rainforest Alliance ejecutó en Honduras entre 2005-2010, y que concluyó con 129.715 hectáreas de tierra certificadas o en proceso de lograr la certificación, y con US$1 millón en ventas de productos forestales registrados.