TERMINAL DE CONTENEDORES DE MOÍN RECIBE PRIMERAS GRÚAS PÓRTICO

Entrega de equipos representa un salto tecnológico que colocará a Costa Rica como un país con mejor conectividad portuaria y operaciones más agiles y seguras.


Llegan a Costa Rica las tres primeras grúas pórtico para la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), con el objetivo de tener una operación portuaria más ágil y segura para la importación y exportación de productos. Con esta adquisición, el país centroamericano espera convertirse en el líder regional en materia portuaria.

La inversión en cada una de estas grúas rondó los US$10 millones. Se espera otro buque con la segunda entrega de grúas para el último trimestre de este año. La adquisición de estos equipos marca un hecho histórico, pues se trata de grúas únicas en el país y que permitirán atender por primera vez barcos tipo Post-Panamax con capacidad de 8.500 contenedores o más.

De esta manera, partir del 2019, la TCM podrá recibir buques con 22 hileras de contenedores, y generar una productividad récord de más de 30 movimientos por hora de estiba y descarga. Las grúas tienen la capacidad para operar de manera ininterrumpida, bajo las diversas condiciones climáticas de Limón, pues están dotadas con la última tecnología para este tipo de equipos.

La concesionaria APM Terminals adquirió las primeras seis grúas de patio, o RTG, las cuales se encargarán del acomodo de los contenedores en la terminal para su almacenamiento o distribución. Cada una de ellas tiene un costo aproximado de US$1,8 millones.

La eficiencia operativa de la terminal se traducirá en un mayor dinamismo de la economía costarricense, pues con la entrada en operaciones de la TCM disminuirán sustancialmente los costos de la cadena logística del transporte de contenedores y mejorarán los tiempos de atraque para la exportación e importación de mercaderías.

Posicionamiento estratégico

Morten H. Engelsoft, el CEO de APM Terminals, quien viajó a Costa Rica para hacer entrega oficial de los nuevos equipos manifestó que el país “se está preparando para inaugurar mucho más que una terminal de contenedores. Está inaugurando una nueva era en sus relaciones comerciales con el mundo, y esto implicará un impacto directo en la economía del país y un avance importante en el ranking de conectividad global”.

Costa Rica ocupa el puesto 86 de 132 a nivel mundial en dicho ranking del Foro Económico Mundial, y el tercer lugar en Centroamérica. “Sin embargo, las proyecciones apuntan a que, con la entrada en operaciones de la terminal, el país será líder portuario de la región, superando así a Panamá y a Guatemala”, según lo indica el comunicado de APM Terminals.

Equipamiento de primer mundo

En total, la TCM contará con seis grúas pórtico y 29 de patio, las cuales representan una inversión cercana a los US$110 millones. El resto de los equipos llegarán al país entre abril y mayo, para realizar las primeras pruebas durante el segundo semestre de 2018.

Todos los equipos de la terminal se apegan al compromiso de APM Terminals ser carbono neutro, por lo que generan mínimas emisiones de gases de efecto invernadero. Las grúas son eléctricas y no poseen sistemas hidráulicos, susceptibles a fugas de aceite y a una consecuente contaminación de las aguas.

El personal que operará las grúas pasa por un riguroso proceso de capacitación con simuladores y equipos de realidad virtual. También han realizado giras a otros puertos de APM Terminals como Brasil, Colombia, Egipto y Marruecos para conocer, de primera mano, los detalles y la logística de una terminal con alto flujo de cargas marítimas.

El costo final de la construcción y el equipamiento de la terminal será de unos US$1.000 millones. El contrato establece que la concesionaria operará el proyecto hasta el 2048. Después de ese plazo, los bienes pasarán a manos del Estado costarricense.

“Costa Rica y en especial Limón celebran el fortalecimiento de la actividad y vocación portuaria de esta provincia. Estas primeras tres grúas pórtico siguen fortaleciendo el potencial para seguir conectando a nuestro país con el comercio mundial, para seguir impulsado acciones que generen empleo, bienestar y desarrollo a las familias, comunidades y sectores que tienen vinculación directa e indirecta con las actividades portuarias”, señaló Luis Guillermo Solís, presidente de la república de Costa Rica.

Por su parte, el director general de APM Terminals para Costa Rica, Kenneth Waugh, resaltó la ventana de oportunidades que representará entrada en operaciones de la nueva terminal de contenedores e invitó a las autoridades gubernamentales y municipales a fortalecer la infraestructura vial, educación, seguridad ciudadana, gestión municipal, acueductos y la aprobación de un plan regulador.