PANAMÁ CORREGIRÁ DOS REGÍMENES FISCALES COMO COMPROMISO CON UE

Industrias como los “call centers” han sido señalados por tener regímenes fiscales especiales y diferenciados para atraer inversión extranjera.


El ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Dulcidio de la Guardia, subrayó ayer el compromiso del gobierno de su país con la Unión Europea (UE) de realizar correcciones en relación con dos de sus regímenes considerados perniciosos.

El funcionario señaló que el propósito es hacer los cambios para eliminar los elementos de “ring fencing”, término que se refiere al supuesto empleo de un régimen especial y diferenciado para atraer inversión de extranjeros.

Explicó como ejemplo que en el caso de los centros de llamadas, o “call centers”, en Panamá, el régimen fue considerado como pernicioso,  porque los ingresos registrados por las llamadas que se hacen desde este lugar al exterior están exentos del impuesto sobre la renta.

Agregó que en el caso que se preste el mismo servicio a una empresa con domicilio en Panamá, los ingresos pagan en cambio impuestos sobre la renta.

“Conversamos con la UE y quedamos que Panamá va a hacer las correcciones correspondientes para eliminar los elementos de ‘ring fencing’ al régimen del centro de llamadas panameño”, subrayó de la Guardia.

Expuso que en este caso hay dos alternativas: o cobrar el impuesto sobre la renta a ambos servicios o eliminar el impuesto sobre la renta a ambos servicios.

“Estamos trabajando con la industria para entender bien cuál es el camino a seguir”, sostuvo.

Cinco regímenes de Panamá fueron evaluados, de los cuales no fueron considerados perniciosos el de la Zona Libre de Colón (ZLC, en el Caribe), y el régimen marítimo. En cambio, tres fueron evaluados como dañinos, o con elementos de “ring fencing”. Estos incluyen: el área especial Panamá Pacífico, en la ribera oeste del Canal de Panamá; el régimen SEM, o para la instalación de Sedes de Multinacionales, y la Ciudad del Saber, en la capital panameña.

El titular de la Cartera de Economía insistió en que hay alternativas para eliminar los elementos que convierten a un régimen fiscal en dañino.

De la Guardia explicó que Panamá fue incluida en lista de países no cooperadores en materia fiscal de la UE, producto de que el bloque europeo determinara que el régimen fiscal de los centros de llamadas de Panamá es nocivo.

Señaló que la indicada es parte de la acción 5 del Proyecto sobre la Erosión de las Bases Imponibles y el Traslado de Beneficios que impulsa el Foro Global de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico.

El ministro consideró importante dentro del trabajo que se está haciendo que se considere y debata un proyecto presentado por el gobierno panameño para penalizar el fraude fiscal.

Apuntó que Panamá es el único país de América Latina que no penaliza el fraude fiscal, y que el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica ha afirmado que esta es una debilidad del país.

De la Guardia precisó que Panamá ha tipificado 20 de los 21 delitos de lavado de dinero.

Panamá fue excluido el mes pasado de la “lista negra” de supuestos “paraísos fiscales de la UE”,  a menos de dos meses de su inclusión.

La directora general de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería panameña, Analuisa Bustamante, atribuyó entonces la decisión al diálogo técnico entre Panamá y la UE, además de al ejercicio diplomático y político.

Dijo que el trabajo fue importante “para que no hubiera ninguna duda en cuanto a lo que Panamá está haciendo en el marco de la competitividad”.

El seguimiento de los parámetros es un tema polémico en Panamá teniendo en cuenta los beneficios que destaca el gobierno por la aplicación de los regímenes especiales, en la generación de empleo y para la atracción de inversiones.

El ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Augusto Arosemena, destacó al hacer un balance a fines del año pasado, que 2017 cerró con 20 nuevas empresas multinacionales con presencia en Panamá.

Estableció que hay un total de 146 empresas, acogidas a la ley SEM,  y que suman una inversión de US$1.000 millones y 6.000 plazas de empleo.

Fuente: Xinhua