AEROPUERTO DE LIBERIA CERTIFICADO CARBONO NEUTRO

El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber es el primero de Centroamérica en contar con esa certificación.


El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber de Liberia en Costa Rica anunció la obtención de la certificación carbono neutro. El reconocimiento fue entregado por la Universidad Earth. Con ello se convirtió en el primer aeropuerto en Centroamérica con esa mención.

Para lograr esta acreditación el aeropuerto, ubicado en la región de Guanacaste – una de las zonas turísticas más importantes del país–, debió realizar la cuantificación de los gases de efecto invernadero que emite, desarrollar proyectos de reducción de residuos y la recuperación de gases refrigerantes. Esto permitió la disminución de 148 toneladas de dióxido de carbono entre 2015 y 2016.

El aeropuerto invirtió en un centro logístico para el tratamiento de los residuos aeronáuticos de 18 líneas aéreas que ahí operan, beneficiando el medioambiente y reduciendo los riesgos de salud. Esto representó una inversión de US$150.000 para remodelar el centro de recolección de residuos.

Otros US$172.525 fueron gastados en el reemplazo de bombillos fluorescentes por unos de tecnología LED. Esto representa un ahorro de 275.631 kWh de electricidad al año, lo que equivale a una reducción en la emisión de 10,5 toneladas de dióxido de carbono anuales.

Las cortinas de viento en las puertas de embarque fueron cambiadas por puertas automáticas con el propósito de evitar el desperdicio de aire acondicionado, logrando ahorrar energía eléctrica y reducir 0,6 toneladas de dióxido de carbono al año. Esto representó una inversión de US$23.000.

El aeródromo recibe 1,1 millones de turistas al año, cifra que se espera crezca.

“Ser carbono neutro es un compromiso serio. Estamos comprometidos con ayudar a un país verde a alcanzar sus objetivos ambientales. Recibir la certificación de carbono neutro nos motiva a promover acciones que continúen ayudando al medioambiente de forma permanente y que involucren la participación de todos: pasajeros, la comunidad aeroportuaria e incluso nuestros vecinos”, comentó César Jaramillo, gerente general de CORIPORT, empresa administradora del aeropuerto.