MODERNIZACIÓN E INTEGRACIÓN ADUANERA ENTRE HONDURAS Y GUATEMALA

Los fondos donados por el BCIE, US$ 1.5 millones facilitan modernizar el paso fronterizo y reducir el tiempo de transporte de los bienes comerciados por los sectores productivos de ambos países socios del Banco.


Con el propósito de aprovechar nuevos esquemas de integración económica de parte de los sectores productivos de las Repúblicas de Guatemala y Honduras, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), financió el mediante una donación de cooperación financiera el “Programa de Apoyo al Proceso de Integración Profunda hacia el Libre “Tránsito de Personas y de Mercancías entre las Repúblicas de Guatemala y Honduras.

Además de impulsar el crecimiento económico y social de la región, el aporte no reembolsable del BCIE por US$1.5 millones busca modernizar el paso fronterizo y reducir los tiempos de transporte de bienes entre los países.

El efecto de esta primera integración aduanera real entre países latinoamericanos contribuirá a modernizar el sistema aduanero de Guatemala y Honduras. La experiencia facilitara obtener practicas operativas que faciliten la implementación de aduanas periféricas en cada uno de los cinco países del área.

La modernización impactara en el tránsito de mercancías y de personas entre ambos países a través de la implementación del Puesto de Control Integrado y Puestos de Facilitación del Comercio.

Al mismo tiempo, se Interconectarán a las entidades que participan en el comercio internacional de ambos países, entre los que destacan los sistemas informáticos de las autoridades de migración, sistemas de aduanas, sistemas de autoridades fitosanitarias y de tributos internos. La integración de sistemas facilitara ejercer un control más eficaz sobre el comercio fortaleciendo las capacidades del sector público y privado. La iniciativa considera señalizar los pasos fronterizos implementados para facilitar el tránsito de mercancías y personas.

El Presidente Ejecutivo del BCIE, Dr. Nick Rischbieth se refirió a esta cooperación financiera no reembolsable, como una iniciativa que permitirá el establecimiento de una estructura física y organizativa adecuada para facilitar la circulación de personas físicas y mercancías entre los dos países.

“Tenemos la oportunidad de crear desarrollo, fomentar la integración física de los países de la región, con miras a fomentar el desarrollo económico y social de todos los países del Istmo en la búsqueda de una región unida y desarrollada”, indicó.

Una iniciativa esperada por el sector privado y público enfocados en incrementar la productividad económica de la región.