RENOVACIÓN HOTELERA

Se mantiene la oferta y crece la preocupación por la demanda.

Inversionistas confían en el futuro de la región.

La gran industria apuesta por la diversificación y variedad que ofrecen a los clientes.

Empresas siguen abiertas a las alianzas para trasladar los mejores beneficios al usuario hotelero


Las proyecciones de crecimiento para la industria hotelera de Centroamérica se fundamentan en el inicio de nuevas inversiones en la infraestructura, cambios y adopción de marcas de cadenas internacionales.

Cada país responde de acuerdo con el tamaño de su economía y condiciones turísticas potenciales. Como la demanda de hoteles de 5 estrellas está cubierta con la oferta existente, los empresarios han apuntado al desarrollo de hoteles de negocios y de marcas más económicas.

Los últimos desarrollos se enfocan en mercados de nicho, como por ejemplo, un ambiente de seguridad y la hospitalidad como un estilo de vida con confort para los clientes a precios más reducidos.

La apuesta es de largo plazo, por lo que se requiere de la estabilidad jurídica e infraestructura aérea y terrestre para que se implemente con éxito el modelo de explotación de hotelería de segmentos. Este es el principal requerimiento que empresarios del sector hacen a los gobiernos para que colaboren y analicen opciones que den garantías de cumplimiento en el corto y mediano plazo.

Una realidad que está en constante observación por industria es la potencial disminución en la demanda causada por factores externos. Estabilizar las realidades políticas y sociales se convierte en un factor clave para fortalecer a la industria. El crecimiento de la oferta impulsa que los precios se ajusten, los servicios aumenten y se produzca una ampliación de la base de clientes.

Una empresa hotelera convencional tiene la obligación de rendir cuentas al fisco y dificultades para evadirlo. La oferta informal no declara, y si acaso no le queda otra opción, entonces lo hace presentando la recepción de pocos clientes al año.

A estos desafíos se suma que la industria es afectada por los cambios tecnológicos. Los precios disminuyen para algunos segmentos de mercado como consecuencia de las estrategias de competencia derivadas de las plataformas de reserva como de las economías colaborativas, como Airbnb. Miles de alojamientos con estándares muy distintos a los hoteleros, disponibles para usuarios centrados en el ahorro.

Panamá es un ejemplo del crecimiento sostenido de la oferta. Varios hoteles han cerrado y otros han detenidos sus planes de crecimiento futuro. Hyatt Place planificó administrar seis hoteles y se quedó solo con uno, confirmó en su momento Diego Uribe, director regional de la cadena.

En contraste, Costa Rica con un desarrollo hotelero que ocupa el segundo lugar de la región concentra la mayor demanda. Aunque se presenten descalces estacionales entre opciones oferta y demanda, la industria se concentra en la diversificación, variedad y turismo de nicho, que ofrecen como un plus para sus clientes. En este punto, los hoteles locales sufren la presión de marcas internacionales y buscan afiliarse a ellas o incrementar sus capacidades de tamaño e infraestructura.

Honduras, con un mercado pequeño, espera este año la construcción del primer hotel Sheraton, que estará ubicado en San Pedro Sula, sumado al Hyatt que se ha previsto sea inaugurado en julio próximo. La inversión está vinculada a la cadena Marriott por la compra del portafolio de Starwood, a la que pertenece Sheraton. La expectativa es que la edificación sea concluida en el año 2019.

Nicaragua, en cambio, que ofrece condiciones de seguridad al inversionista y una ley de turismo atractiva, sobre todo en materia de impuestos, avanza más lentamente a pesar de ser considerado un destino que requiere de inversiones para aumentar la oferta de servicios.

En El Salvador, a pesar de las dificultades que experimenta su economía, los proyectos en construcción han superado el ciclo negativo reinvirtiendo y renovando marcas. La apuesta es de futuro. No obstante, se observa lentitud en el despegue de nuevos proyectos y llegada de marcas multinacionales.

Guatemala espera este año la inauguración de cinco hoteles de diferentes cadenas, que representan 600 habitaciones adicionales sin que se observe un alza explosiva en la demanda. Por ello el escenario que se presenta expandirá servicios al aumentar significativamente la competencia.

República Dominicana es un caso de éxito por su posicionamiento turístico, especialmente como destino vacacional del mercado americano y sudamericano. Su infraestructura es sólida y su prestigio consolidado.

TENDENCIA SE MANTENDRÁ AL ALZA

Gerardo Murray, vicepresidente de Marcas y Mercadotecnia para México, América Latina y el Caribe del InterContinental Hotels Group (IHG®), expone que el interés de viajar a Centroamérica y Caribe ha incrementado en los últimos años.

“Estamos seguros de que seguirá creciendo. La tendencia muestra la preferencia y necesidad de un nicho específico de los viajeros hacia hoteles de lujo”, indica.

IHG® tiene con un portafolio de once marcas a nivel mundial. Cada una de ellas diseñada para servir y atender a un tipo de cliente en especial. De estas marcas, IHG® cuenta con siete de ellas en más de 220 hoteles a lo largo de México, América Latina y el Caribe.

Hablando específicamente de Centroamérica, el Grupo cuenta con 25 hoteles y con la presencia de cuatro de sus marcas globales (incluyendo a InterContinental, Crowne Plaza, Holiday Inn y Holiday Inn Express) distribuidas entre Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. En el Caribe, posee 12 hoteles (de las marcas InterContinental,  Kimpton, Crowne Plaza, Holiday Inn, y Holiday Inn Express) ubicadas en Aruba, Gran Caimán, República Dominicana, Jamaica, Puerto Rico y en Trinidad y Tobago.

El tamaño total del sistema de IHG® creció 3,1% de un año a otro, alcanzando ahora 767 mil  habitaciones por 5.174 hoteles. Abrió más de 40 mil habitaciones (258 hoteles) en 2016. Tuvo un desempeño fuerte en la firma de proyectos nuevos y registró el mayor número de negocios cerrados y firmados desde 2008.

gerardo-murray

 

“Para ser líder en la industria, hay que enfocarse en la experiencia completa del huésped”

Gerardo Murray | Vicepresidente de Marcas y Mercadotecnia de IHG

 

 

En los últimos cinco años se abrieron el mayor número de hoteles en las Américas. Más de la mitad pertenece a la familia de la marca Holiday Inn.

Las exigencias los obligan a estar a la vanguardia en facilidades de tecnología, que tengan una buena ubicación con opciones para compras cercanas, experiencias gastronómicas, entre otros factores que hoy son decisivos para los viajeros.

En base con el plan maestro de desarrollo en América Latina y el Caribe, hay 44 hoteles – más de 6.000 habitaciones – en proceso de inauguración durante los próximos tres años. Estarán en Las Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Granada, México, Paraguay y Perú.

En Centroamérica, IHG® tiene vínculos comerciales con compañías propietarias muy reconocidas, tales como el Grupo Agrisal, la división Hotelera Real Hotels & Resorts del Grupo Poma y con Bern Hotels & Resorts en Panamá, por mencionar solo algunas y las que, a la fecha, siguen presentando posibilidades de expansión con las marcas.

oferta-hotelera-region hoteles

En este sentido, el Grupo sigue atento a las oportunidades que continúan desarrollándose en la región. “Siempre buscamos ampliar nuestro portafolio, detectando esos lugares donde hay desarrollo y se precisa de servicios de calidad hotelera y de marca reconocida que brinden confianza al viajero de hospedarse. Nuestros hoteles sirven ya a más de 150 millones de huéspedes por año en más de 100 países”.

La región centroamericana y el Caribe se mantienen como polos importantes de atracción para la inversión tanto por negocios como para el segmento de viajeros por placer. Para el caso, recientemente IHG® abrió en República Dominicana el InterContinental Real Santo Domingo®, que marcó un fortalecimiento de la alianza entre IHG® y Real Hotels & Resorts.

Con seis hoteles InterContinental en América Latina y uno en Miami, el Real InterContinental Santo Domingo marca la octava propiedad InterContinental de Real Hotels & Resorts. Aporta un producto de lujo discreto a la zona metropolitana de la ciudad que es sede de las grandes empresas y se une al hotel Crowne Plaza Santo Domingo y el hotel Holiday Inn Santo Domingo que ya existían en la República Dominicana.

EL BENEFICIO DE LA UNIÓN

Las alianzas estratégicas contribuyen a mejorar el mensaje que se dirige a los diferentes nichos de clientes. De forma constante se desarrollan con importantes bancos, líneas aéreas y casas productoras de películas o telenovelas para aumentar el sentido de presencia al cliente.

“Con esto incrementamos la preferencia mediante beneficios otorgados tanto por el programa lealtad IHG® Rewards Club, así como por los que otorgamos a los clientes de esas empresas con las que desarrollamos alianzas”, indica Murray.

El programa de lealtad IHG® Rewards Club es uno de los más aceptados y de mayor tamaño en número de socios en el mundo: tiene 100 millones. Ofrece beneficios como internet gratis, posibilidad de acumulación de puntos, redención en líneas aéreas afiliadas y además un extenso y atractivo catálogo de opciones para redimir sus puntos por país.

“Sentimos que hemos llegado a los 100 millones de socios porque el programa verdaderamente ofrece los beneficios de una importante membresía global. Las experiencias personalizadas están al centro de nuestra filosofía. En Centroamérica en especial, nuestros hoteles proveen un sinfín de opciones para asegurar una estadía que satisfaga cualquier propósito de viaje”, expresa.

Respecto de la competencia que dan las plataformas como Airbnb, por ejemplo, el ejecutivo refiere que los 5 mil hoteles en más de 100 países brindan una importante gama de opciones. Cada marca enfocada en atender a un tipo de cliente en específico.

“Han sido creadas, pensadas y estructuradas para servir a un viajero con necesidades muy específicas. Eso nos destaca de nuestra competencia”.

Las dos últimas novedades son el Even Hotels, que apunta a un público joven mucho más sensible al cuidado personal y la salud, y Hualuxe, que significa “Lujo en la Gran China” y que busca satisfacer las demandas específicas de ese mercado oriental.

Adicionalmente, se innova en las plataformas digitales desde la IHG® App, que hoy por hoy es de las más descargadas y utilizadas a nivel mundial. “Nuestras páginas web de manera más frecuente actualizan sus contenidos para mostrar lo relevante y atractivo al cliente, e incluso el programa de lealtad que ahora premia a los socios con tarifas aún más bajas con el programa Su Tarifa – Your rate- que es exclusivo para miembros del programa de lealtad.

“El mundo está cambiando y seguimos firmes en la innovación para ganar en el mercado y en las crecientes plataformas de opciones para el cliente”.

ACOMPAÑANDO AL INVERSIONISTA

La llegada del inversionista es muy positiva. El crecimiento en la región también ha sido impulsado por fuertes relaciones con los actuales franquiciadores, así como nuevas entidades que están entrando al ámbito de la propiedad de hoteles.

“En nuestro caso les acompañamos con asesoramiento, proveemos estudios de mercado para evaluar la posibilidad de éxito de un proyecto, sugerimos la marca adecuada en la que invertir, ofrecemos las indicaciones para la construcción de un edificio y ponemos a disposición manuales de venta, operación, y brindamos servicios de apoyo constante durante la operación del hotel en áreas como la de mercadeo, operación hotelera, capacitación y desarrollo del personal”.

Se trata de asegurar el éxito del hotel con una supervisión regular de la calidad de la propiedad para asegurar la promesa de cada marca.