“TENEMOS QUE ALIARNOS PARA ENCARAR LOS CAMBIOS DE LA ADMINISTRACIÓN TRUMP”

CAMILO ALEJANDRO ATALA Presidente Ejecutivo del Grupo Financiero Ficohsa

El banquero centroamericano considera que es prematuro anticipar el impacto en las tasas de interés.

Sostiene que no hay que “especular sobre medidas que afecten el envío de remesas” porque eso no ayuda a ningún país.

Consolidar operaciones en Guatemala es la próxima meta.

“Como empresarios es fundamental que tomemos nuestro lugar como aliados de nuestros gobiernos”.


Sigue expandiendo sus inversiones en la región, como nos indicaron a principios del 2016, en una exclusiva entrevista con motivo de la publicación del primer Ranking de Bancos de Centroamérica. Comenzando este año, el Grupo Financiero Ficohsa sorprende al mercado con el anuncio de la compra de Seguros Alianza en Guatemala, empresa que se adhiere a las adquisiciones de los últimos años en el sector financiero, específicamente con las operaciones locales y de consumo de Citibank y Citi Tarjetas en Honduras y Nicaragua.

Su proceso de regionalización lo consolida entre los diez grupos financieros más activos de Centroamérica. Acentúan su énfasis en la importancia de confiar en el talento local debido a que consideran que “posee el conocimiento de las necesidades de cada país, lo que permite gestionar el negocio de mejor forma”.
Hay que mantener el ADN aún con la evolución. La clave del éxito en la integración de las instituciones ha radicado en una planificación rigurosa y holística que incluye aspectos operativos, la tecnología y el recurso humano.

Precisamente, este alejamiento de las decisiones de ámbito local es una de las consideraciones que los especialistas del sector señalan como una de las causas de la pérdida de valor de las operaciones de Citi en la región y una de las explicaciones de la planificación de su salida. Una oportunidad que Banco Ficohsa ha sabido aprovechar.

Camilo Alejandro Atala, presidente ejecutivo del Grupo Financiero Ficohsa, conversa con AméricaEconomía Centroamérica sobre esa expansión y responde sobre el efecto de la administración del nuevo Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en temas económicos muy relevantes para Centroamérica.

Cuéntenos las razones de la expansión del Grupo Financiero Ficohsa en la región.

La regionalización es clave para el crecimiento de las compañías. Esto ha sido uno de nuestros proyectos más importantes que hemos emprendido en los últimos años y nos ha permitido pasar de ser un banco local a uno con presencia en cinco países.

Comenzamos en 2009 con la apertura de ocho agencias en Estados Unidos. Luego con el inicio de operaciones en Panamá. Continuamos con la adquisición de las operaciones de Banco Americano en Guatemala y luego con la compra de Citibank en Honduras y Nicaragua, y más recientemente nuestra adquisición de Seguros Alianza en Guatemala.
Estas compras, sumadas al esfuerzo, enfoque y dedicación durante 25 años, nos han permitido cumplir nuestra meta de consolidarnos entre los 10 grupos financieros más importantes de Centroamérica, contando a la fecha con US$4.500 millones en activos, US$550 millones de patrimonio y más de 6.000 colaboradores, ofreciendo servicios de banca, seguros y pensiones.

¿Qué dificultades ha tenido en un proceso de expansión regional exitoso?

Todo proceso conlleva aprendizajes importantes, tanto desde la perspectiva de integrar sistemas como de integrar equipos con culturas corporativas que, aunque son afines y complementarias, son distintas.

¿Por qué ahora en el sector asegurador de Guatemala?

En Ficohsa tenemos una trayectoria
de más de 60 años en el sector asegurador y nuestra empresa Ficohsa Seguros
en Honduras se ha consolidado como la quinta aseguradora más importante de la región. Nuestra más reciente adquisición en Guatemala de Seguros Alianza fortalece aún más nuestra posición.

Vemos a Guatemala como una gran oportunidad. Su posición macroeconómica es sólida, siendo la economía más grande de Centroamérica, y con perspectivas de crecimiento positivas para el 2017. Nuestro objetivo es consolidar nuestras operaciones en Guatemala y llevarlas a una posición de liderazgo.

¿Cómo se siente el sector bancario de la región en pleno inicio del mandato del presidente Donald Trump?

Al igual que los demás sectores estamos atentos de ver cómo se van desarrollando las distintas políticas del gobierno norteamericano. Hasta el momento no ha habido ningún pronunciamiento que afecte directamente al sector bancario.

Una preocupación general es que se afecte el envío de remesas a la región, especialmente a Honduras, Guatemala y El Salvador. ¿Cree que será una realidad inevitable?

No podemos especular. Por ahora no conocemos de medidas que afecten di- rectamente el envío de remesas a nuestros países. Debemos esperar a ver cómo se va desarrollando el gobierno norteamericano. En estos momentos persisten especulaciones que no ayudan a ningún país.

¿Concuerda con la visión de que las tasas de interés pueden ser afectadas con las medidas de la administración Trump?

Desde finales de 2016, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) presentó su plan de incrementar las tasas en los próximos cinco años. En ese mismo año hubo un incremento en la tasa de interés de un cuarto de punto (del rango entre 0,25%- 0,50%). Aún es muy prematuro anticipar el impacto que tendrá en nuestros países.

Banco Ficohsa tiene una red de agencias en Estados Unidos. ¿Esperan algún efecto con las nuevas políticas?

Al momento no conocemos ninguna reforma que impacte nuestra red de agencias. En Banco Ficohsa siempre estamos buscando la forma de ofrecer servicios
y productos financieros adecuados a las necesidades de nuestros clientes.

¿Qué recomendaría a los gobiernos de la región para amortiguar el efecto negativo de nuevas políticas que pueden ser aprobadas por la administración Trump?

Como empresarios es fundamental que tomemos nuestro lugar como aliados de nuestros gobiernos para crear o ajustar nuestros planes de país ante los distintos cambios. Esto es un reto que debemos encarar o por lo menos coordinar como región y no de forma aislada.

Es importante recalcar que el esfuerzo no debe recaer exclusivamente en los empresarios. Debemos trabajar de la mano del sector público, impulsando iniciativas conjuntas que nos permitan el desarrollo socioeconómico de la región.

Confío en que se continúe la cooperación del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte, que ha sido decisivo para fortalecer la seguridad y el desarrollo.

¿Cuáles son los mayores temores del sector financiero en este momento?

La desaceleración económica, el alza de tasas en Estados Unidos y la caída de los precios del petróleo y materias primas son algunos factores que han afectado la economía global. Mercados emergentes como China y algunas economías de América Latina se han visto impactados por esta situación global.

Sin embargo, el panorama económico centroamericano se ha caracterizado por su estabilidad y crecimiento. Según proyecciones del Fondo Monetario Internacional, Centroamérica será una de las regiones de mayor crecimiento este año. Panamá será el que más crecerá con un 5,4%; seguido de Nicaragua (4%), Costa Rica (3,9%), Honduras (3,5%) y Guatemala (3,2%).

Nos encontramos en un proceso de consolidación tras nuestra expansión
que nos ha permitido operar en distintos países. Como grupo regional sabemos que es sumamente importante tener el mejor entendimiento de las economías para estar preparados para lo que viene. Con nuestra experiencia en diferentes países hemos aprendido a adaptarnos a condiciones cambiantes con mucha rapidez. También, como parte de nuestra estrategia, hemos diversificado nuestra oferta, ampliado la cartera de clientes e incursionado en nuevos segmentos como los fondos de pensiones. De esta manera hemos querido reducir el riesgo y ampliar nuestras oportunidades y campo de acción.

¿Qué está haciendo la banca para mitigar los altos niveles de morosidad?

En el Grupo hemos venido imple- mentando distintas políticas que nos hanpermitido contar con una cartera más sana. Los indicadores de calidad a finales del 2015 indicaban morosidad baja. Además, hemos implementado una adecuada cobertura de reservas que nos permitió cerrar el año con una cobertura superior al 110%.

Conscientes de que la educación financiera es clave para los objetivos individua-les y familiares, hemos puesto a disposición de nuestros clientes, colaboradores y proveedores una herramienta digital capaz de funcionar como recurso didáctico para aprender a controlar, organizar e implementar un presupuesto familiar apropiado.

El Portal del Programa de Educación Financiera es visitado por más de 2.500 personas cada mes desde diversos países, entre ellos Honduras, México y Guatemala.

Además, nuestros ejecutivos impar- ten charlas de educación financiera con
el objetivo principal de concienciar a los colaboradores de nuestros clientes sobre la importancia del ahorro y las mejores prácticas para manejar sus finanzas, mejorando la calidad de vida de su núcleo familiar.

Como banquero ¿cuál es su recomendación para empresas y personas respecto de las expectativas de inversión, gasto y funcionamiento de la economía para este año?

Centroamérica atraviesa por un buen momento económico. El 2016 cerró con un crecimiento del 3,8% y las perspectivas para el 2017 también son muy alentadoras con un crecimiento esperado de 3,6%, según la Cepal.

Somos una región de oportunidades y así nos está viendo el mundo. Tenemos una población cercana a los 47 millones y con una economía que, unida, se con- vierte en la séptima de Latinoamérica. Para el 2020 seremos más de 54 millones de personas, representando un mercado interesante para muchas empresas.

Igualmente veremos una recuperación en el precio de los commodities, como el petróleo, que este año verá un precio que rondará los US$50 por barril. Esto sin duda ayudará a los países productores de estos commodities, en especial a algunos como Chile, México y Colombia, a impulsar su crecimiento, contribuyendo sin duda a superar estos últimos años de aprietos económicos.