EXPANSIÓN FINANCIERA

Bancos regionales de capital extranjero se imponen ante los centroamericanos. BAC es el que más activos con capital foráneo acumula en la región. Guatemala y El Salvador llaman la atención de los conglomerados.


La reconfiguración del Sistema financiero centroamericano continúa. Los primeros en dar el paso este año han sido grupos hondureños tras el anuncio de la primera adquisición de una empresa aseguradora en Guatemala. El impulso de los negocios locales y regionales se mantiene con estrategias de crecimiento y expansión. Persisten desafíos de regulaciones, innovación en servicios financieros, mayor flexibilidad en los plazos de financiamiento, y modernización para enfrentar la competencia que dan los bancos de capital extranjero. Los banqueros esperan que el crecimiento se mantenga sólido. Están atentos a las nuevas medidas que pueda adoptar el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, relacionadas con el envío de remesas desde ese país hacia la región y a exigencias de cumplimiento regulatorio.

A diferencia de los años anteriores, Guatemala se ha convertido en uno de los mercados más interesantes para el sector bancario, debido a que –excluyendo a Panamá– tienen la economía más grande de Centroamérica. Las apuestas van por la compra de empresas aseguradoras y de bancos. El Salvador tampoco se queda atrás como centro de interés. Las adquisiciones de las licencias bancarias de Citibank y de Banco ProCredit fueron las novedades con las que comenzó el año.

La regionalización se ve como la principal motivación de las instituciones del sector. En el año 2016 renació el Banco Cuscatlán en El Salvador y se reintegró al sistema bancario después que el Grupo Terra, empresa multilatina hondureña, anunciara la compra de las acciones de Citibank y Citi Tarjetas. En el año 2014 Citi informó sobre la transformación de su banca de consumo para centrarse en mercados con mayor potencial de crecimiento y se quedó solo con sus carteras corporativas en Centroamérica. Grupo Terra compró también la aseguradora salvadoreña SISA Vida, Seguros de Personas y Seguros e Inversiones, que el año pasado se ubicó en la posición 9 de 133 instituciones que fueron ranqueadas por AméricaEconomía Centroamérica. Una empresa que al cierre de 2015 tenía US$222,57 millones en activos, US$124,96 millones en primas y una utilidad neta de US$20,66 millones. En este punto cabe destacar que El Salvador es quizás el mercado más competitivo en el sector asegurador de la región si se considera que tiene los índices de gastos administrativos más bajos y las menores rentabilidades sobre primas.

El año pasado, Scotiabank informó que había concluido la adquisición en Costa Rica y Panamá de los servicios de banca personal y banca comercial de Citibank.

“Nos llena de satisfacción informarles que la adquisición de los negocios de banca personal y banca comercial de Citibank Costa Rica se completó. A partir de hoy estos negocios forman parte del Grupo Scotiabank”, estableció la firma en un comunicado que fue publicado en los diarios regionales. Se prevé que el proceso de integración de productos, servicios y sucursales se pueda ver reflejado en el presente año.

Sin embargo, los primeros en aumentar su presencia en la región en el 2017 fueron el Grupo Financiero Ficohsa y el Grupo Financiero Atlántida. En enero, Banco Ficohsa anunció que se había concretado la compra de Seguros Alianza, de Guatemala, por lo que los activos del banco subieron a $4.500 millones. En tanto, Guillermo Bueso, presidente del Grupo Financiero Atlántida, informó que había finalizado la negociación para comprar un banco en El Salvador. Expresó que la expectativa era que resultara un buen complemento para el resto de las operaciones financieras. Trascendió que se trata de Banco ProCredit. Al cierre de 2015, los activos bancarios de ProCredit en El Salvador, que ocupó la posición 112 entre 191 instituciones en el ranking publicado por AméricaEconomía Centroamérica, eran de US$304,78millones.

Tenía una cartera de crédito de US$225,75 millones y depósitos de US$179,72 millones. El Grupo Atlántida opera en El Salvador desde que en mayo del 2015 compró la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP Confía) por un monto de US$50 millones. Esta pertenecía al entonces Citigroup. En el mismo país este conglomerado administra la casa corredora de bolsa Atlántida Securities, antes Roble Acciones y Valores, y posee la gestora de fondos de inversión Atlántida Capital.

BANCOS REGIONALES

Son siete los grupos financieros regionales más grandes de capital centroamericano. Corporación Banco Industrial de Guatemala es el grupo que mayor cantidad de activos tiene: US$11.791,19millones, distribuidos en bancos de tres países: Guatemala, El Salvador y Honduras (Banpaís).

El grupo de mayor expansión es Promérica Está presente en todos los mercados y representado por el St. Georges Bank en Panamá. En Guatemala, Promérica adquirió la cartera de Citibank. A él le sigue Lafise, que opera en cinco de los siete países de la región, exceptuando El Salvador y Guatemala.

Luego se posicionan Banco Ficohsa, con presencia en su país de origen: Honduras, Guatemala, Nicaragua y Panamá; y tres guatemaltecos: G&T Continental, con presencia en Guatemala, El Salvador y Panamá; Banco Industrial en Guatemala, Honduras y El Salvador; Banrural en Guatemala y Honduras. Al cierre de 2015, todos los bancos regionales con capital centroamericano sumaban US$46.635,52 millones.

En Centroamérica operan también grupos financieros de capital extranjero. Predominan BAC, que excepto por República Dominicana, está presente en todos los países; Grupo Bancolombia en Panamá y El Salvador (Agrícola); Davivienda en Costa Rica, El Salvador, Honduras y Panamá; Scotiabank en Costa Rica, ElSalvador, Panamá y República Dominicana; Citibank en Panamá, República Dominicana, Guatemala, El Salvador y Honduras; Banco Azteca en El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá; Banesco en Panamá y República Dominicana; y Banco Procredit en Nicaragua y El Salvador. En Panamá, operan bancos de capital extranjero de varias nacionalidades, incluyendo europeos, americanos y latinos. Los grupos financieros de origen colombiano son los más grandes: BAC y Bancolombia, con US$19.836,62 millones y US$19.081,02 en activos bancarios al cierre del 2015, respectivamente. Davivienda, también de capital colombiano, acumuló US$7.198,26 en activos bancarios a la misma fecha.

Al final de 2015, estas instituciones bancarias de capital extranjero acumulaban US$63.712,32 millones. Finalmente, todos los grupos financieros regionales más grandes superaron los US$110.000 millones en activos bancarios.

grupos-financieros-centroamerica