HUELLA DE CARBONO, REDUCIENDO LAS EMISIONES

Operaciones en la cadena de suministro en Centroamérica y el Caribe impulsan el reconocimiento mundial.


Una de las principales empresas de comercialización global de prendas básicas de vestir bajo marcas de clase mundial, Hanes Brand, informó que obtuvo puntuaciones por encima del promedio en sus indicadores de emisiones de carbono, gestión del agua y cadena de suministro después de haber presentado voluntariamente datos para el Reporte de Cambio Climático del CDP 2016.

El CDP, anteriormente conocido como Carbon Disclosure Project, es un sistema de divulgación global que permite a las empresas y otras entidades medir y gestionar los impactos ambientales de sus operaciones en el mundo.

En el programa Agua, Hanes obtuvo una A, siendo la calificación más elevada que ese otorga hasta ahora en la industria de la confección a escala mundial y en las empresas del Índice S&P 500 en las categorías: contexto de operaciones, gobernabilidad y estrategia, riesgos directos y respuesta a riesgos indirectos.

En los programas de Emisiones de Carbono y Cadena de Suministro, Hanes obtuvo una calificación de B, que también está por encima del promedio de la industria en sus filiales de operación.

En Honduras, esta empresa trabaja activamente en reducir el consumo de agua y energía eléctrica en sus diez plantas a través de proyectos de ahorro y tecnificación de sus procesos de manufactura. En 2016, la Agencia de Protección al Medio Ambiente de Estados Unidos otorgó un reconocimiento a HanesCholoma por el esfuerzo de reducir la emisión de los gases efecto invernadero al disminuir el uso de la energía en un 16.5% en los últimos cuatro años.

“Las calificaciones de Hanes por parte del CDP en las áreas de carbono, agua y cadena de suministro validan nuestro compromiso de construir un legado sostenible para nuestra empresa, empleados, inversionistas y consumidores”, dijo Michael E. Faircloth, presidente de Hanes.

colaboradores-hanes-2Actualmente se maneja un modelo de negocios único en la industria de la confección, pues prácticamente la empresa es dueña de la gran mayoría de sus operaciones de fabricación en su cadena de suministro a lo largo del mundo.

La compañía, que ocupa el puesto número 172 en la lista 2016 de las principales compañías verdes de la revista Newsweek, ha logrado reducciones significativas en su huella ambiental y ha establecido metas aún más ambiciosas para 2020.

Desde 2007, la compañía ha reducido el consumo de energía en un 25%, las emisiones de carbono en un 21% y el uso de agua en un 31%.  Ha establecido fuentes de energíarenovable para el 25% de sus necesidades energéticas mundiales. Los beneficios de la reducción de la huella de carbono de la compañía son equivalentes a los proporcionados por más de 2 millones de árboles plantados durante 10 años.

La compañía ha establecido para el año 2020 objetivos de reducción del 40% en el uso de energía y las emisiones de carbono, reducción del 50% en el uso del agua y en abastecimiento de energía renovable en un 40% de las necesidades de la empresa.