“QUEREMOS EXPANDIRNOS EN TODA CENTROAMÉRICA”

El punto de no retorno en el movimiento global hacia las energías renovables.


T

ienen más de 50 años de experiencia en el sector energético y quieren convertirse en el proveedor líder de energía renovable a nivel mundial.

Ormat Technologies, Inc. es propietaria, opera, diseña, fabrica y vende energía renovable primordialmente plantas geotérmicas basadas en Ormat Energy Converter, una unidad de generación de energía que convierte temperaturas bajas, medias y altas en electricidad.

Sus soluciones energéticas han sido refinadas y perfeccionadas bajo las más extremas condiciones ambientales. Sus clientes son desarrolladores privados y gobiernos. El portafolio de generación es de 710 MW distribuido en Estados Unidos, Guatemala, Guadalupe y Kenia.  En total, diseñó, fabricó y construyó plantas de energía propias y para otros con una capacidad de 2.000 MW.

Shabtay Mizrahi, director ejecutivo de desarrollo de Negocios de Ormat Technologies en América Latina, comenta a AméricaEconomía Centroamérica que desde 2014 Ormat cuenta con un nuevo equipo directivo. La dirección ha establecido una estrategia y uno de sus pilares incluye la expansión geográfica y la diversificación. Una de las metas consiste en expandirse en todo Centroamérica, donde de momento solo tienen presencia en Guatemala y se encuentran construyendo una planta en Platanares, Honduras.

Ormat también le suministró e instaló para sus clientes en esta región equipos sofisticados.

¿Qué aspectos destacaría de su empresa?

Ormat ha construido más de 2.000 MW de capacidad en más de 150 centrales eléctricas en todo el mundo. Somos expertos. Asimismo en el uso de tecnologías integradas de unidades de dos niveles, incluyendo vapor convencional, binario y ciclo combinado. Hemos desarrollado más instalaciones de diversos tamaños, de unos pocos kilovatios a cientos de megavatios. Estamos involucrados en las facetas esenciales requeridas para llevar una instalación desde la fase conceptual a la realidad; ya sea la exploración, el desarrollo, el diseño, la ingeniería, la fabricación, la construcción o la explotación de centrales geotérmicas.

Hacer más también significa que ofrecemos a nuestros clientes más de nuestra amplia experiencia como operadores. Hemos aprendido más acerca de la geotermia operando una red global de instalaciones geotérmicas de manera eficiente y rentable, y compartimos con nuestros clientes estos vastos conocimientos. Aportamos cada vez más valor a las instalaciones existentes, año tras año, por medio de la expansión y la integración de nuevas tecnologías para aumentar la eficiencia y la producción de energía.

Ormat también tiene la solidez financiera y el sólido balance requerido para apoyar su plan de operación y expansión con ingresos de US$667 millones en los últimos doce meses. En los últimos años, la compañía evidenció un fuerte crecimiento y un aumento continuo de su rentabilidad.

¿Qué proyectos tienen en América Latina, especialmente para Centroamérica?

Ormat ha desarrollado varios proyectos en Latinoamérica, y continúa siendo un actor activo en la región con muchos proyectos en diferentes etapas de desarrollo. Actualmente somos propietarios de cuatro plantas de energía, de las cuales se encuentran en funcionamiento y una está en construcción.

En Guatemala somos propietarios y operamos la planta de energía geotérmica Zunil desde 1999 y la planta de energía geotérmica Amatitlán, de 20 MW, desde 1997. La electricidad de ambas plantas es vendida al Instituto Nacional de Electricidad (INDE).

Ormat opera asimismo la planta de energía geotérmica Bouillante, de 10 MW, en la Isla de Guadalupe. La electricidad es vendida a Électricité de France S.A. (EDF). Ormat completó la adquisición de esta planta en julio 2016. Gracias a su experiencia técnica logró un incremento inmediato de su rendimiento, alcanzando 13 MW.

En Honduras, Ormat está construyendo una central geotérmica de 35 MW en Platanares, cuya puesta en marcha está prevista para finales de 2017; la electricidad será vendida a la ENEE.

Adicionalmente, Ormat ha vendido dos plantas geotérmicas en Costa Rica: Las Pailas, de 42 MW, puesta en operación en 2011 y la  Miravalles V, de 18 MW, en el 2004. Ambos proyectos llave en mano fueron vendidos al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Otra planta de energía geotérmica vendida por Ormat en América Latina es la planta Momotombo, en Nicaragua, que genera 22 MW y entró en funcionamiento en 1983. Ormat operó la planta Momotombo bajo un acuerdo de concesión y en el 2013 fue vendida a una compañía privada.

Finalmente, estamos construyendo la planta Cerro Pabellón, la primera planta geotérmica en Chile. Ormat proporciona el diseño, adquisición de equipos y los servicios de construcción a la empresa Geotérmica del Norte (GDN).

Los proyectos descritos anteriormente evidencian nuestra importante experiencia y capacidad tanto como proveedores y como propietarios de plantas de energía geotérmica. Tenemos relaciones sostenibles con contrapartes locales y con instituciones multilaterales y bilaterales de crédito que pueden apoyar el financiamiento de nuestros proyectos.

¿Qué condiciones o marcos regulatorios propiciaron sus inversiones?

Varios países latinoamericanos cuentan con programas de energías renovables que establecen metas para energía renovable y aprobaron incentivos económicos y fiscales. Por ejemplo, en Guatemala uno de los objetivos de esta política energética es asegurar un suministro de electricidad a precios competitivos, diversificando la matriz energética con una meta de 80% en energías renovables al 2027. Honduras también ha fijado una meta de alcanzar un 80%, como mínimo, en la producción de energía renovable para el 2034.

En Honduras el gobierno aprobó la Ley de Incentivos (Decreto No. 70-2007) que ofrece incentivos en la forma de exoneraciones de impuestos para equipo, materiales y servicios relacionados con la generación de energía por medio de recursos renovables. Asimismo, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) comprará la energía de dichos proyectos y ha ofrecido pagar tarifas por arriba de los costos marginales aprobados por la Comisión Nacional de Energía (CNE).

¿Se ve afectada la relación oferta-demanda en Centroamérica por la caída de precio de las tecnologías renovables a nivel mundial?

La demanda de renovables no ha decaído y creemos que esto se debe al compromiso de los gobiernos para combatir el cambio climático, resaltado por la firma del Acuerdo de París este año. Además, creemos que estamos sobre el punto de no retorno en el movimiento global hacia las energías renovables, incluyendo Latinoamérica. Con su experiencia y sus capacidades Ormat puede proporcionar soluciones limpias y rentables que permitirán a los gobiernos cumplir sus objetivos de energía renovable y ayudar a resolver la situación de escasez de energía en Centroamérica.