“EMPRESAS RESPONSABLES EVITAN EL DESPILFARRO”

Dr. Bernardo Kliksberg, El “GURU” de la RSE

Las personas se vuelven más productivas si trabajan en empresas que asumen un buen rol en RSE.


Es argentino; pero vive en Estados Unidos y trabaja como asesor especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), PNUD, Unicef, FAO, Unesco, Organización Mundial de la Salud, OIT, CAF, diferentes gobiernos, empresas, alianzas público-privadas, y organizaciones de la sociedad civil de más de 30 países.

Bernardo Kliksberg, con cinco títulos universitarios y doctorados en Ciencias Económicas y Ciencias Administrativas, es considerado un gurú mundial de la Responsabilidad Social Empresarial . También es pionero de nuevas disciplinas como el capital social, la ética para el desarrollo y la gerencia social.

Preside la Red Iberoamericana por el Emprendedurismo Social, la Red Iberoamericana de Universidades por la Responsabilidad Social Empresarial y el Programa internacional de formación de jóvenes líderes de la Unasur. Coordina el programa de formación de jóvenes “Por una economía con rostro humano” dictado en 27 universidades argentinas, y en universidades de Perú, Uruguay, y dirige el Centro Nacional de RSE y Capital Social de la Universidad de Buenos Aires.

Tiene en su haber 63 obras y cientos de trabajos traducidos al inglés, francés, chino, ruso, árabe, hebreo y portugués.  Entre sus más importantes figura su best seller internacional “Ética para empresarios. Porque la empresa y los países ganan con la Responsabilidad Social Empresarial”, que fue publicado en francés por la Editorial L’Harmattan, en Paris, Francia, en diciembre del año pasado. Incluso fue traducido al inglés y chino.

Recientemente, participó en la novena Conferencia Centroamericana y del Caribe de Responsabilidad Social Empresarial “Convertirse” que se llevó a cabo en San Pedro Sula, Honduras, donde apartó unos minutos para conversar con AméricaEconomía Centroamérica.

¿Cómo ganan las empresas y los países siendo socialmente responsables?

Las empresas tienen más reputación. Eso les atrae más consumidores. Los jóvenes de hoy quieren trabajar en empresas que hagan el bien común. Eso les atrae los mejores talentos. Las empresas tienen más inversiones porque al ser responsables es una garantía de que las inversiones no van a ser despilfarradas, sino que van a tener comportamientos transparentes y éticos. La RSE es buena para las empresas y es buena para los países.

¿Se gana productividad?

La gente que trabaja en las empresas que asumen la RSE produce mucho más que en las que no tienen. Eso es determinante.

¿Cómo analiza el panorama de ética empresarial de la región?

Queda muchísimo trabajo. Están en los comienzos del movimiento de responsabilidad social empresarial. Pero es muy buena noticia esto de integrarse.

¿Qué hay qué hacer entonces?

Seguir insistiendo en apoyar organizaciones de fundación de RSE y enseñar estos principios de ética incluso desde la escuela.

¿Cómo ve el nivel de RSE en la región en el mediano plazo?

Falta, falta. Pero el hecho de que haya un grupo de empresas que crearon estas organizaciones y que están empujando, dice que hay un camino abierto.