RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

PRERANKING


La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se ha convertido en un compromiso prioritario para una gran cantidad de empresas.  La sociedad demanda una marcada proyección social por parte de las organizaciones y que sus actividades se realicen en un marco ético, responsable con el medio ambiente y comprometido con la sustentabilidad.

Para evaluar este grado de compromiso, debemos considerar principalmente, cinco áreas de acción que permiten catalogar a una empresa como socialmente responsable.

  1. Compromiso con el medio ambiente y el cambio climático
  2. Contribuciones sociales a la comunidad
  3. Responsabilidad con los colaboradores
  4. Transparencia y gobernanza
  5. Compromisos éticos y valores

Cada uno de estos ejes ha sido priorizado como los principales campos de acción que las empresas socialmente responsables abordan, con diversa intensidad, según sus campos de actividad, zonas geográficas, prioridades estratégicas e incluso concordancia con objetivos de desarrollo nacional. Parten del genuino interés de ser parte de una sociedad más justa, más transparente, con más oportunidades y una mejor calidad de vida para todos.

El cuidado del medioambiente es un tema crítico para la sobrevivencia de las generaciones futuras. Las empresas a nivel mundial se unen a las iniciativas en contra del cambio climático. Empresas que se enfocan en este eje cuentan con programas de protección del medioambiente, realizan estudios de impacto ambiental, tienen iniciativas concretas de mitigación del cambio climático y miden sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Las compañías realizan actividades sociales que contribuyen a mejorar la calidad de vida de la comunidad a la que pertenecen. Destinan diversos recursos a potenciar su desarrollo: económicos, en especies y promueven el voluntariado. Salud, educación, cultura, género, superación de pobreza, desarrollo social y económico, y energía son tipos de proyectos que frecuentemente realizan las empresas socialmente responsables.

Adicionalmente, también se considera parte de la RSE asumir compromisos en lo interno de cada organización para con sus colaboradores y sus familias.  Estas iniciativas van desde una política de no discriminación e igualdad de oportunidades, hasta el apoyo solidario con aquellos colaboradores con mayores necesidades económicas, sociales, y de salud. Considera becas para estudios de los hijos y mejoramiento profesional.

Complementan estas actividades con claros compromisos respecto de su administración. Una empresa socialmente responsable es aquella que se rige e implementa políticas de transparencia y gobernanza comprometidos con la Ley, el comportamiento correcto y la responsabilidad de sus acciones. Mediante la publicación de informes de gobierno corporativo, memorias anuales y de sustentabilidad, las empresas rinden cuentas a sus accionistas y al público en general.

El último eje se refiere al grado de compromiso ético y valórico. Son empresas que han hecho una declaración de compromisos de comportamiento y expresado sus valores expresamente. Habitualmente cuentan con política o manuales de prácticas correctas, y tienen mecanismos para denunciar situaciones que sobrepasen esas declaraciones. Esto crea un ambiente de confianza dentro de la organización.

Considerando estas áreas evaluadas AméricaEconomía Centroamérica presenta una clasificación de las empresas comprometidas con la RSE de la región: avanzamos en un preranking que las clasifica en dos grandes grupos: Distinguidas y Destacadas. Las empresas Distinguidas son aquellas que han compartido con nosotros sus experiencias en el desarrollo de las actividades de RSE documentando sus acciones. En cambio, las empresas Destacadas son aquellas empresas que realizan programas de RSE en las áreas evaluadas y sobre las cuales se han obtenido evidencias de sus actividades.

Ver en Tamaño Completo