HORIZONTE POSITIVO

La formación de auditores es clave para mantener el liderazgo. El outsourcing está en despegue, afirman expertos.


C

ada negocio requiere soluciones globales debido a la transformación que sufren los modelos que lo conforman. Se requieren equipos multidisciplinarios especializados para la industria y un profundo entendimiento sobre cuestiones específicas de cada sector con el objetivo de ofrecer respuestas adecuadas.

Con el aumento de las exigencias regulatorias y los procesos de calificación de riesgos los servicios de las empresas de auditoría se han vuelto cada vez más sofisticados y complejos. En los últimos años asisten a un proceso de evolución que ha implicado una mayor profesionalización de las tareas desempeñadas y al mismo tiempo el crecimiento de los servicios adicionales que se prestan a los clientes.

En los países desarrollados y especialmente en Estados Unidos, la mayor parte de los ingresos de las principales firmas de auditoría provienen de áreas diferentes de las propiamente contables.

El fundamento de este crecimiento está basado en la argumentación que es necesario conocer en profundidad al cliente, sus necesidades y retos. Para ello las auditoras establecen relaciones de confianza con las empresas que atienden y se especializan en sectores en cada mercado. Las proyecciones de la industria para el 2016 se estiman muy positivas y con una demanda de servicios crecientes.

Es esperable que los procesos de fusiones y adquisiciones continúen en la región y que las exigencias de las autoridades respecto de impuestos, procesos de certificación de regulaciones adicionales como precios de transferencias, acreditación independiente de reservas, implementación de normas internacionales de contabilidad o emisiones de clasificación de riesgo sigan imponiéndose como una tendencia.

Este potencial crecimiento y complejidad de las actividades relacionadas presiona adicionalmente a las auditoras a contar con personal calificado y talentoso. Uno de los desafíos que experimentan es la búsqueda y contratación de profesionales calificados para responder con éxito a las tareas que las empresas demandan.

La formación interna, el aprendizaje y el desarrollo son variables estratégicas que permiten mantener el liderazgo y retener a los clientes.

Para Jorge Tovar, socio de Consultoría Financiera de PKF & Co-Tovar López, una firma de auditoría y asesoría en negocios con 35 años de experiencia y que representa en Honduras en forma exclusiva a PKF Internacional, el mercado regional de los servicios profesionales de auditoría crece entre el 10% y 12%.

Los principales motores de crecimiento versan en los servicios de aseguramiento que incluye las mayores exigencias de crédito bancario y comercial, cumplimiento del control interno, de leyes y convenios regulatorios internacionales. Además, se han venido formando clusters en Centroamérica para gozar de economías de escala en la capacitación de sus auditores, publicidad y adquisición de nuevas tecnologías orientadas a mejorar la productividad y reducción de costos.

“En el área de impuestos, todos los países están emitiendo nuevas leyes para equilibrar el déficit fiscal. Por tanto los escudos fiscales e incentivos están desapareciendo. El cumplimiento de normativas fiscales crea la necesidad de establecer auditorías fiscales independientes para demostrar si las empresas realmente están perdiendo y si están cumpliendo con el pago de sus tributos”, expone el experto.

Adicionalmente, el outsourcing está en despegue en las principales firmas centroamericanas, afirma Tovar. Un país líder es El Salvador, donde apoyados en el Código de Comercio todas las sociedades mercantiles requieren servicios externos en contabilidad, auditoría fiscal y cumplimento en prevenir el lavado de activos y prevención del financiamiento de terrorismo.

ARRECIA LA COMPETENCIA

Según el experto de PKF, las firmas auditoras de la región han experimentado un aumento moderado en sus ingresos relacionados con el volumen de servicios en consultoría gubernamental. También con proyectos financiados por el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Unión Europea.

“Muchas firmas de Guatemala y Costa Rica han adquirido participaciones sociales en diferentes compañías de la región, tanto a nivel de las big four, como de sociedades contables y auditoras medianas y pequeñas”.

Se aprecia una tendencia de cumplimientos de las normas de calidad en los servicios y una adaptación al cambio en los mercados emergentes. Actualmente, se estudia más el entorno regional y global como parte de la evaluación de riesgos y control.

“Las principales firmas de la región compiten agresivamente por acaparar la mayor parte de grupos financieros. Como en todo negocio, se enfrentan a grandes riesgos como pérdida de confianza y deterioro de imagen debido al conflicto de intereses o a la falta de independencia en sus opiniones profesionales”, señala el entrevistado.

“En nuestra firma PKF evaluamos considerablemente la aceptación y continuidad de los servicios a clientes nuevos o recurrentes. Las tres letras que representamos son valiosas y las mantenemos en resguardo”.

PKF posee un equipo multidisciplinario de profesionales que presta sus servicios de auditoría a grupos financieros, sectores farmacéuticos, alimentos, fabricantes y distribuidores de vestuario, así como distribuidores de vehículos. También ejecutan auditorías financieras y planes de pensión.

LAS 3 TENDENCIAS QUE IMPULSAN EL CAMBIO EN LAS FIRMAS AUDITORAS

 1 CAMBIOS TECNOLÓGICOS

La expansión de la tecnología a escala mundial ha facilitado que las empresas salgan de sus fronteras y complejicen sus operaciones. Procesos productivos que no tienen límites espaciales o temporales, empujan las contabilidades a registrar procesos colaborativos, en red, en múltiples monedas, con ciclos contables diferenciados y formas de registro, reservas y contabilización cada vez más engorrosos y complejos.

2 CAMBIOS POLÍTICOS

Los procesos de privatización, de alianza público privada e incluso la aparición de tendencias sociales como responsabilidades sociales y ambientales, implican reformulaciones de catálogos de cuentas, aplicación de normas internacionales de contabilidad y adopción de códigos de buenas prácticas.

3 CAMBIOS LEGALES Y REGULATORIOS

Las nuevas regulaciones y legislaciones que traspasan fronteras están permitiendo que las empresas de auditoría expandan sus servicios, certificando reservas, declaraciones impositivas, precios de transferencia, entre múltiples actividades.