“LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA ES TENDENCIA”

JOSÉ ADOLFO TORRES LEMUS El socio fundador de LatinAlliance ve gran potencial en la banca de inversión para los próximos diez años. Algunas legislaciones son complejas.


Una de las variables estratégicas para el éxito en una transacción es contar con asesores legales con experiencia en fusiones y adquisiciones.

José Adolfo Torres Lemus, uno de los socios fundadores de LatinAlliance, una firma con presencia en Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y una corresponsalía en Honduras, habla con AméricaEconomía Centroamérica sobre la participación de los asesores legales en los procesos de negociación que se desarrollan en la actualidad.

En su haber tienen más de 25 años de experiencia en la asesoría a empresas locales y extranjeras en Centroamérica. Es optimista sobre el futuro de la región y confía en la capacidad y experiencia de su organización.

Cuenta con un capital humano especializado que se caracteriza por un alto sentido de ética y profesionalismo, orientado hacia el éxito de quienes solicitan sus servicios legales.

¿En qué sectores están asesorando mayormente?

Banca, seguros, mercado de valores, turismo, construcción, inversión extranjera e industria farmacéutica de investigación y desarrollo.

¿Cómo analiza la participación de las firmas legales en la banca de inversión?

Con mucha concentración de su manejo por la especialización del tema. Esto ha significado que los abogados que participan en estas operaciones son de tres clases: abogados inhouse que trabajan con las instituciones financieras hacedoras del tema. Abogados ex inhouse que se volvieron independientes y han formado oficinas boutique especializada; y finalmente bufetes grandes que tenemos dentro de nuestro staff de abogados expertos en la materia y con excelentes relaciones con los reguladores.

¿Qué resultados observa?

Con un gran potencial y excelentes expectativas para los próximos 10 años. Por ejemplo, El Salvador y Nicaragua poseen legislaciones recientes sobre fondos de inversión abiertos y cerrados con capitales fundacionales relativamente pequeños y con interesantes incentivos fiscales.

Esto significará nuevas fuentes de fondeo de capitales que permitirá mejor desarrollo para el sector privado. Costa Rica y Panamá avanzan por encima de estos países. De ahí el gran desarrollo que ha tenido la industria de la construcción.

Desde luego también el sector público se ha venido financiando a través de la titularización de flujos de efectivo que entidades autónomas o con importantes ingresos les ha permitido salir al mercado a requerir capitales para desarrollo de nuevos proyectos o simplemente para reestructurar o calzar su deuda.

¿Qué aspectos resaltan en las operaciones?

LatinAlliance ha venido sistemáticamente trabajando con el sector privado en importantes proyectos en banca, mercado de valores, turismo, construcción, energía y otros.

Por ejemplo, en la industria energética destacamos importantes incentivos fiscales al sector, lo mismo para el turismo. Esto ha permitido que inversionistas de Centroamérica focalicen sus estrategias de crecimiento.

¿Asesoran transacciones actualmente? ¿Cómo ha sido la experiencia en transacciones de compra?

Estamos en varios sectores. Por ejemplo, en la industria turística y de construcción asesoramos a un grupo en el desarrollo de cinco hoteles en todo Centroamérica e importantes torres de oficinas corporativas.

En el sector bancario estamos participando en el financiamiento millonario de proyectos del sector construcción. Somos asesores de tres entidades bancarias, dos casas de bolsa y una compañía aseguradora.

Nuestra experiencia es grata al trabajar con el sector privado y permite beneficios recíprocos dada nuestra trayectoria en este sector en los últimos 25 años de vida de la firma.

¿Cómo ve el comportamiento de la economía durante el primer semestre de este año tras las fusiones, compras y ventas en las diferentes industrias?

Panamá sigue siendo líder por la fuerte inversión al canal, al transporte público, carreteras y otros. En contraste, El Salvador es el país con menor crecimiento y una fuerte contracción económica.

Tiene una fuerte presión en sus finanzas y el clima político no beneficia para salir de este serio problema. Guatemala presentará este año un bajo crecimiento a lo esperado por la convulsión política social en que se encuentra.

Podemos visualizar que tendrán mejores resultados países como Costa Rica y Honduras con gobiernos que aún cuando siguen expuestos a fuertes impactos económicos, el primero, y de violencia, el segundo, se mantienen disciplinados en sus objetivos o tareas económico sociales.

¿Cuánto les toma negociar?

Depende del tamaño y de los actores que intervienen en cada operación. Nuestra experiencia en la compra de bancos nos indica tiempos promedios entre seis y ocho meses. Desde la firma de un MOU (Memorándum de Entendimiento) hasta la compra del capital social de las instituciones del grupo y su autorización regulatoria.

Acá participan abogados locales y extranjeros, bancos internacionales con fuentes de financiamiento, reguladores bancarios y de competencia, cuando hay concentración económica. Es todo un trabajo en equipo y de fijarse un plan calendario para alcanzarlos.

¿Qué complejidades se pueden presentar en el proceso de negociación?

En principio es de comprensión de la legislación del país receptor de la inversión. Luego pasa por la calidad y/o el estado de la entidad que se adquirirá (target). Por ello es clave realizar una debida diligencia que permita conocer todos los riesgos que incidirán naturalmente en el precio de compra.

Otros aspectos claves son las fuentes de financiamiento de la compra, como el origen de fondos. Un importante acuerdo accionario si se quedan accionistas pequeños. Otro aspecto fundamental es constituir un muy buen escrow account (reserva financiera condicionada) para cubrir contingencias no reveladas en el proceso de debida diligencia.

¿Cuáles son las nuevas tendencias que hay en los negocios?

En LatinAlliance poseemos un departamento estratégico que tiene que ver con la industria farmacéutica de investigación y desarrollo. Somos líderes en esta área.

La dinámica que hemos estado observando en los últimos 15 años es más concentración y seguiremos viéndola por los próximos tiempos.