EL IMPACTO DE LA CONECTIVIDAD EN LOS NEGOCIOS

Incorporar tecnología es fundamental para mejorar el servicio y aumentar la competitividad.


A

ltos niveles de conectividad e inversión en tecnología amigables facilitan mejorar los servicios y aumentar la competitividad de las empresas.

Los expertos coinciden que es imperativo construir vías de acceso para apoyar el tráfico de carga y disminuir el retraso en la distribución de mercancías como una variable esencial para impulsar el crecimiento económico y que deben de ser complementadas con los recursos tecnológicos que aprovechen estas facilidades.

Un informe del BID afirma que los altos costos causados por las ineficiencias en algunos de los países latinoamericanos, impiden que se compita de forma efectiva y se desarrollen productos y servicios de alto valor agregado para el mercado mundial.

Sin embargo, desde la perspectiva privada cualquier propuesta que tenga por objetivo mejorar la conectividad debe incluir componentes tecnológicos. Contar con infraestructura física y tecnológica es fundamental para mejorar el tránsito de personas y cargas en las fronteras, facilitar el comercio y estimular el crecimiento de cada país.

BRECHA DIGITAL

“Hay que reducir la brecha digital de acceso entre los países y dentro de ellos, y procurar el continuo crecimiento de la banda ancha”, expresa Miguel Ángel Alcaine, representante de área de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para Centroamérica, en una entrevista con AméricaEconomía Centroamérica.

Una justificación importante, según Alcaine, es que está comprobado que la penetración de la banda ancha impacta de forma positiva en el producto interno bruto y en el empleo.

Adicionalmente, se debe tomar en cuenta el avance de la brecha digital de uso. “Supongamos que tenemos banda ancha. Entonces, las siguientes preguntas son: ¿cuáles son los productos y servicios del Gobierno central o local que tenemos disponibles?; ¿cuáles son los productos y servicios disponibles en el mercado?; ¿los conozco?; ¿los puedo usar?”.

Una buena conectividad es indispensable en los negocios, operaciones y en el campo logístico. Las telecomunicaciones, tecnologías de información y comunicaciones ahorran tiempo, facilitan las actividades. Por ello aceleran la economía, liberan tiempo, dan acceso a servicios y productos que de otra forma no estarían disponibles: educación (productos y servicios basados en video) y salud para comenzar.

“Pero la cuestión fundamental es si estamos haciendo uso de la conectividad, la banda ancha y la penetración del internet para mejorar todos los ámbitos de nuestras vidas”. El uso de los teléfonos celulares ha penetrado gran parte de los estratos sociales. El desafío es incorporarlos a los procesos de negocios y a la solución de problemas cotidianos.

Centroamérica tiene también infraestructura en fibra óptica. Hay miles de kilómetros de fibra óptica en cada país, desplegada como parte de empresas de telecomunicaciones y de propiedad de las empresas eléctricas.

TALENTO E INNOVACIÓN

La conectividad también ha permitido que la innovación se incorpore al desarrollo de los países centroamericanos, agregando tecnología, talento y soluciones para empresas y comunidades.

Con moringa, carbón y una solución de plata coloidal, la empresa Green Energy Techonology fundada por el nicaragüense Alberto Arredondo comercializa un sistema de purificación de agua que ha incorporado un sistema de bombeo con energía solar.  La empresa ha instalado 30 tanques en escuelas y otros 165 en zonas agrícolas para cultivos durante su primer año de operaciones.

La diversidad de dialectos hablados por los pueblos de Guatemala le sirvió de inspiración a Antonio Navas para crear Duolingo, un amigable sistema para aprender idiomas que avanza hacia una plataforma colaborativa donde los integrantes de una determinada forma de comunicación, voluntariamente van a poder construir plataformas de enseñanza de su lenguaje.

“La relación conectividad-logística es bastante sinérgica.

En el futuro va a ser mucho más. El Internet de las Cosas está a la vuelta de la esquina”.

Miguel Ángel Alcaine

Representante de la UIT para Centroamérica

Inspirado en la tecnología de las perseguidas redes bitorrents, que facilitan compartir contenido, el salvadoreño Manuel Veliz ha desarrollado un sistema de alerta de catástrofes naturales. Un dispositivo que utilizando wifi, GPS o telefonía permite fácilmente tanto informar de situaciones de peligro como enviar peticiones de auxilio entre poblaciones vecinas aunque falle la red eléctrica o las comunicaciones tradicionales.

En Costa Rica, el ingeniero Sergio Ballester, empleando drones desarrolla una tecnología que aumenta la productividad del sector agrícola, sobrevolando campos productivos para identificar necesidades de nutrientes o el período en que se debe cosechar. El uso de la tecnología de bajo costo puede incrementar la productividad, disminuir los daños a una producción o simplemente mejorar los periodos entre la cosecha y entrega óptima de los productos a los mercados.

TECNOLOGÍAS EN LOS SERVICIOS Y PRODUCCIÓN

El desarrollo de las pantallas táctiles en dispositivos manuales como iPad e iPhones ha facilitado una serie de procesos de negocios en la industria de servicios.

Mister Menú en ciudad de Guatemala es una guía digital de restaurantes que busca digitalizar todos los restaurantes de Guatemala, y en un futuro los de la región.

“Esta es la primera fase del proyecto y estamos aterrizando en la segunda, que incluye la expansión al resto de países en Centroamérica y una estrategia encaminada a participar activamente en la problemática de la alimentación en la región”, comenta a AméricaEconomía Centroamérica Ángela Mena, cofundadora y gerente de marketing de Mister Menú.

Su plataforma consiste de una página web y una app móvil para iOS+ Android con dos funciones: ser plataforma de exposición para los restaurantes que desean abarcar el mercado digital, y dar información y recomendaciones instantáneas a los usuarios de dónde y qué comer.

Este tipo de tecnología, de bajo costo de implementación, ha agilizado la toma de pedidos complejos, sobre todo en momentos de alto tráfico y congestión, como suelen ser horas de cena y almuerzos.

Ángela Mena y su socia Lucía Barrios, cofundadora, emprendieron el proyecto hace dos años. Consideran que les ha ido “súper” bien y que han crecido bastante.

“Tenemos alrededor de 700 restaurantes entre la ciudad de Guatemala, Antigua y un proyecto en el que hacemos tours gastronómicos guiados en el interior”, explica Mena.

En la fase dos intentarán replicar el modelo en Centroamérica e integrar una plataforma de pagos en línea que permitirá comprar ofertas y experiencias específicas en cada restaurante.

“En los dos años, el feedback que hemos tenido de los usuarios es de que primero les hacemos la vida más fácil porque pueden descubrir nuevos lugares a través de nuestro filtro o bien a través de nuestras recomendaciones”, indica la empresaria.

Por el lado de los restaurantes, se les ofrece una solución de tener su información en línea sin ningún costo. “Así pueden abarcar un mercado más conectado y trabajamos bajo el concepto de que ahora lo que acabas de ver es la opción que vas a elegir”.

El reto más grande de Mister Menú sigue siendo concienciar a los encargados o dueños de restaurantes sobre la relevancia de la información en digital. Que la mantengan actualizada.

“Comenzamos como una inversión única. Lo que hacíamos lo invertíamos y también ha habido un trabajo creativo de ver de qué manera lo hacemos crecer sin la necesidad de tener que invertir dinero, sino a través de proyectos patrocinados por marcas y ese tipo de colaboración”, concluye Mena.

PRÁCTICAS EN LA INDUSTRIA

GANADERA

En Costa Rica, la Lechería Santos conecta las vacas al internet. El estado de salud, nutrición y los ciclos de fertilidad de los animales es subido a una plataforma de monitoreo en tiempo real. Un chip insertado en la oreja monitorea los datos de movimiento y temperatura. Como resultado el hato ganadero se encuentra monitoreado permanentemente, facilitando las decisiones relacionadas con la productividad, atención de enfermedades, relación alimentación-peso y seguridad del plantel.

La conectividad le permite además a los propietarios y administradores vigilar permanentemente y desde cualquier lugar el desarrollo de la finca y sus procesos productivos ganaderos.

El sector ganadero de Centroamérica ha optado también por la aplicación de prácticas modernas para reducir los impactos comunes en los hatos ganaderos. Guatemala y Honduras son los que más interés han mostrado en el uso de mecanismos electrónicos como métodos de protección de delitos.

Según reportes nicaragüenses, el Ministerio de Agricultura (Maga) de Guatemala informó que se estudia factibilidad de implementar un sistema electrónico (chip) que sería colocado en la oreja de cada res para registrar al ganado y se frenen las anomalías en la comercialización de las reses.

En Honduras, los representantes del sector ganadero expusieron que para combatir el trasiego se ha pensado en implementar un mecanismo que implica que cada res lleve un código, portando un arete con número impreso y otro con un chip, de manera que se identifique dónde están las reses.

Aplicaciones que surgen en diversos sectores que aprovechan las oportunidades de productividad y eficiencia que ofrece la infraestructura tecnológica disponible

CONECTIVIDAD AEROPORTUARIA

WIFI SIN COSTO


El despliegue de redes de comunicación de las grandes empresas de tecnología está cambiando procesos y modernizando actividades en múltiples sectores industriales y de servicios. Cerca de 42.300 kilómetros de fibra óptica submarina, 42 países interconectados en América Latina y el Caribe facilitaron la instalación de una de las redes de comunicación y servicios redundantes más sólidos de la región.

Desde enero, cuatro aeropuertos hondureños comparten la entrega de servicios de internet gratuito para los usuarios que visitan las terminales aéreas.  Unos 1.500 pasajeros se conectan diariamente a una red de servicios wifi sin costo con un ancho de banda basado en 15 puntos de acceso que permiten soportar más de 5.000 personas conectadas simultáneamente.

Esto es posible gracias a la interconexión de fibra óptica de la plataforma de C&W. Al mismo tiempo, la red de fibra permitió integrar una serie de servicios a los pasajeros, consistentes en pantallas de información de vuelo, de entretención y de servicios que son gestionadas en forma centralizada.

Con esta tecnología la información es entregada por las líneas aéreas respecto de sus vuelos, salas de embarque y tiempos de abordaje. Reduce los tiempos de atención, facilita la organización de los pasajeros y cualquier cambio se refleja inmediatamente en cada terminal.

Inversiones en tecnología de punta, facilitada por proveedores tecnológicos que aumentan la eficiencia, la productividad y el confort de los pasajeros de las líneas aéreas nacionales e internacionales.