BCIE FINANCIANDO EL DESARROLLO

Recursos para apoyar la infraestructura y capacidad productiva.


El brazo financiero de la integración y el desarrollo de la región centroamericana privilegia en este período el financiamiento de iniciativas que favorecen el crecimiento económico de los países socios en la economía mundial. Entre sus objetivos prioritarios está apoyar proyectos de infraestructura que conduzcan a la reducción de la pobreza y las desigualdades y fortalecer la capacidad productiva competitiva.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) fue creado en 1960 con el propósito de canalizar recursos externos adicionales para financiar unidades de producción manufacturera y obras de infraestructura con énfasis en el comercio para promover un esquema integracionista.

Está conformado por Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Nicaragua. Panamá y República Dominicana; México, China Taiwán, Argentina, Colombia, España, y Belice es país beneficiario.

Su estrategia institucional 2015-2019 Integrando el Desarrollo y la Competitividad Sostenible debe enfrentar el reto de consolidar su relevancia en aspectos vinculados al desarrollo, la integración económica y la competitividad.

En el ejercicio 2015, el BCIE aprobó nuevas intervenciones para el desarrollo por un monto de $1.856,7 millones. Con esta cifra se logró un récord de aprobaciones en los últimos ocho años, que incluye el mayor aporte histórico dirigido al sector público.

10,9 millones de usuarios beneficiados con las reparaciones y ampliaciones de la red vial a nivel regional.

Estructuró la cartera de créditos más alta en su historia por $6.081,6 millones, desembolsando $1.503,4 millones en recursos a la región. De igual forma, durante el año pasado se aportó al sector público de los países fundadores $426,4 millones, la mayor cantidad de recursos netos registrados.

CONECTIVIDAD-COMPETITIVIDAD

Entre los proyectos que poseen un fuerte componente en el eje estratégico de competitividad figuran el programa de apoyo a proyectos de inversión de Guatemala, que asciende a $250,0 millones; la construcción de la línea 2 del Metro de Panamá por $200,0 millones y el Corredor Vial Honda-Puerto Salgar–Girardot, en Colombia, por $136,0 millones.

Otras obras relevantes se incluyen en el programa de infraestructura vial en Honduras por $150,0 millones; el proyecto de mejoramiento de los tramos de la carretera Nejapa-El Crucero-Diriamba-Jinotepe-Nandaime, en Nicaragua por $67,05 millones y el programa de fortalecimiento de las capacidades de investigación y desarrollo en Argentina, por $50,0 millones.

El Fondo Especial de Transformación Social de Centroamérica (FETS) otorga financiamiento concesional mediante préstamos y donaciones para programas y proyectos que contribuyen a los esfuerzos de reducción de la pobreza de los países centroamericanos.

Los beneficiarios son Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El BCIE estableció la asignación de utilidades como contribución para el Fets en su Plan Operativo Anual 2015, que sumado a los recursos existentes en el Fondo, proveniente de las recuperaciones de su cartera, le permite tener recursos disponibles para operar por $26.5 millones.

Los esfuerzos están relacionados a la iniciativa del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, buscando canalizar recursos hacia las áreas de necesidades básicas prioritarias de los habitantes en las zonas más desfavorecidas de la región.

Entre las iniciativas apoyadas por el FETS figuran el programa piloto para atender a la población afectada por las plagas del café y la promoción de prácticas para la caficultura sostenible, con un financiamiento de $40.0 millones. Se benefician los pequeños productores, permitiendo mitigar el impacto de las enfermedades de los cafetales, como la roya y la broca, y la mitigacion de la sequía.

Este sector recibira un préstamo aprobado por China Taiwán, que complementado con recursos del BCIE, será destinado la implementación de actividades de financiamiento,  asistencia técnica y la renovación de plantaciones. Permite financiar las necesidades de a las organizaciones de pequeños caficultores mediante la implementación de una plataforma de información y un sistema de alerta temprana. Adicionalmente, facilita la organización de asociaciones y otros grupos de productores.

FINANCIAMIENTO PARA INFRAESTRUCTURA

En Honduras destaca también la rehabilitación de los tramos carreteros La Entrada-Copán Ruinas-El Florido y La Entrada-Santa Rosa de Copán. El objetivo es mejorar la integración y conectividad, así como la seguridad vial de la zona occidental con la reconstrucción de dos ejes carreteros de 116 kilómetros.

Esta zona se caracteriza por ser un importante atractivo turístico, arqueológico y productivo. El Fondo contribuirá con un monto de $6.8 millones para apoyar a las comunidades afectadas durante y después del proceso de construcción.

El proyecto de ampliación de la carretera al puerto de La Libertad tramos II y III y la construcción de los puentes sobre los ríos Anguiatú y Paz en las fronteras de Anguiatú y La Hachadura entre El Salvador y Guatemala es otra prioridad. Consiste en el reemplazo y ampliación de la estructura existente sobre el río Anguiatú. Los fondos donados por México para este objetivo ascienden a $4,0 millones.

METAS EN 2016

En el presente año los recursos del BCIE seguirán invirtiéndose en proyectos de impacto en el desarrollo de la región destinados a mejorar la calidad de vida de los centroamericanos. El BCIE estima financiamientos que ascienden a $1.596,0 millones.

El programa estratégico establecido facilitará el acceso sostenible e inclusivo a la vivienda social, apoyo al proceso de reactivación de la capacidad productiva de familias de escasos recursos que dependen de la caficultura y la emisión de garantías parciales de crédito para proyectos de energía renovables de pequeña escala.

En Guatemala, el organismo se ha enfocado en el desarrollo en los proyectos Vial Franja Transversal del Norte (FTN), en la rehabilitación de la ruta existente y en ampliación a cuatro carriles de la ruta CA-2 oriente. Además, el programa de apoyo a proyectos de inversión y el programa de inversión en infraestructura, maquinaria y equipo para la Universidad de San Carlos de Guatemala; la Hidroeléctrica Xacbal y el proyecto eólico San Antonio El Sitio.

En Nicaragua ha propiciado el financiamiento para el mejoramiento de la carretera Río Blanco-Mulukukú. Además de los proyectos de sustitución del Hospital Militar Escuela “Alejandro Dávila Bolaños” y los desembolsos para construir y equipar el Hospital General de la zona occidental de Managua.

En Honduras hay expectativas por la construcción y operación de tres plantas solares fotovoltaicas y el proyecto hidroeléctrico Ojo de Agua.

En Panamá se han financiado el proyecto de la planta extractora de aceite de palma Ciba, Eólico Penonemé II, Hidroeléctrico Changuinola I, y se destacan las aperturas de las líneas globales de crédito como con el Banco Aliado y otra con el Banco Multibank.

En Belice se desembolsó para el proyecto de mejoramiento y rehabilitación de la infraestructura del puesto fronterizo Corozal.

Nick Rischbieth, Presidente Ejecutivo del BCIE, asegura que hay avances en el tema de la conectividad y que la entidad se consolida como el socio estratégico de la región al prestar un acompañamiento eficiente a los gobiernos y al sector privado en la identificación, planeación y ejecución de iniciativas sostenibles que redunden en una mejor calidad de vida de sus comunidades.