FUSIONES, COMPRAS Y LIQUIDACIONES

los últimos años han estado marcados por operaciones que impactan en la reconfiguración del sistema bancario de la región, como fusiones, compras y liquidaciones. Esto influye en algunos resultados del ranking.

Para el caso, el Grupo Aval, de origen colombiano y propietario de BAC Credomatic en Centroamérica, compró el Grupo Financiero Reformador (Bancor) de Guatemala en el año 2015, cuyos activos ascendían a $1.500 millones.

En 2014, el Grupo Financiero Ficohsa adquirió Banco Citibank Honduras –excluyendo su banca corporativa y de inversiones – y Cititarjetas de Honduras. Esta operación le permitió a Banco Ficohsa convertirse en el más grande del país con $2.771 millones en activos en aquel momento.

Al año siguiente, el mismo grupo compró la totalidad de las acciones de Banco Citibank de Nicaragua y Cititarjetas de Nicaragua. La operación comprendió $255 millones en activos, $171 millones en créditos, $46 millones en patrimonio y $197 millones en depósitos (utilizando cifras al cierre del 31 de diciembre de 2014).

En febrero de este año se anunció la adquisición de Banco Citibank en Costa Rica y Panamá por parte de Scotiabank. Los efectos de éstas operaciones se podrán ver reflejados en el año 2017.

Grupo Terra, de capital hondureño, adquirió el año pasado la banca de consumo de Banco Citibank El Salvador, que incluye préstamos personales, hipotecarios y comerciales, tarjetas de crédito y depósitos. Los montos no se precisaron; pero con esta operación el grupo multilatino incursionó por primera vez en el negocio financiero.

En 2014, el guatemalteco Banrural adquirió el 100% del capital accionario de Banco Procredit en Honduras. El cambio de la denominación social de Procredit a Banrural implicó el aporte de $5 millones al capital social de parte de la institución financiera de Guatemala. La compra en mención despertó expectativas por el aumento de la oferta de servicios financieros a sectores que, por lo general, son excluidos del crédito.

En la República Dominicana, el Banco de Ahorro y Crédito Río fue adquirido por JMMB, que en principio fue un puesto de bolsa de capital mixto (dominicano-jamaiquino) en el mercado de valores dominicano. Con esta operación, JMMB se convirtió en grupo financiero.

El Banco Nacional de Fomento a la Vivienda y Producción (BNV), de la República Dominicana, se transformó en 2015 en el Banco Nacional de las Exportaciones (Bandex) tras la aprobación de la Ley 126-15 por el Congreso Nacional y promulgada por el Poder Ejecutivo. Su objetivo es ser líder en el fomento del sector exportador al desarrollar instrumentos financieros innovadores.

Banco Universal de Panamá entró el año pasado a una reorganización que fue ordenada por la Superintendencia. En 2016 se oficializó la adquisición de sus activos por parte de Canal Bank, también de Panamá.

Cabe destacar la liquidación forzosa de Banco Continental, de Honduras, resuelta por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) mediante la resolución SB número 1034/09-10-2015 del 9 de octubre de 2015 por haber incurrido en causales de liquidación establecidas en la Ley del Sistema Financiero.

Entre las medidas que se tomaron figura la adjudicación a Banco Ficohsa de una unidad patrimonial por $67,4 millones. De ese monto, $50,2 eran depósitos. También se otorgó a Banco de los Trabajadores una unidad patrimonial de $110,5 millones, de los cuales $106 millones eran depósitos. La misma operación se llevó a cabo con Banrural Honduras, que recibió una unidad patrimonial por $24,7 millones.

Adicionalmente, a Banco de los Trabajadores y Banrural se les trasladó préstamos y depósitos para su administración de recuperación y pago.

Además de la liquidación forzosa de Banco Continental, están las liquidaciones voluntarias de Scotiabank Perú, The Bank of Nova Scotia, y First Central International Bank, todos bancos panameños.

Desde el año pasado, Banca Privada D’Andorra, con licencia internacional en Panamá, se encuentra en un proceso de reorganización ordenado por la Superintendencia de Bancos.