NICARAGUA DESAFÍA

Crecimiento genera ganancias sociales, indica el Departamento del Tesoro. El buen desempeño favorece el consumo de energía


L

control fiscal, el fomento de las empresas privadas, la demanda energética y el cambio de la matriz, una inflación estable, las conexiones financieras con el mundo y los estándares bancarios pasan en estado de observación en estos tiempos de incertidumbre. Por eso el llamado es a mantener políticas públicas apropiadas y no confiarse.

En torno a esas temáticas giró el simposio Nicaragua: Perspectivas económicas y energéticas que se llevó a cabo el pasado 8 de marzo en un hotel de Managua. Contó con la participación de Kevin Carr, encargado del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para México y Centroamérica; Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas de Estados Unidos; José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua; Carlos Melo, representante en Nicaragua del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), Bayardo Arce, asesor en materia económica de la Presidencia, y otros invitados especiales.

Los esfuerzos de otros países para implementar reformas que los vuelva más competitivos es una razón valiosa para que Centroamérica trabaje de forma conjunta y resuelva los desafíos de la región mediante el aprovechamiento del Cafta y a base de economías de escala en materia logística, producción y comercio.

Así lo plantea Kevin Carr, representante del Departamento del Tesoro, al tiempo que resaltaba el avance de Nicaragua en asegurar que su crecimiento económico “ha sido compartido ampliamente” y derivado ganancias sociales.

“Con mejor coordinación en la región, los mercados locales –que son pequeños- podrán sumar a algo más grande que la mera suma de sus partes independientes”, sostuvo.

EL TPP Y EL DIÁLOGO

Bayardo Arce, asesor en Economía de la Presidencia de Nicaragua, refirió que uno de los grandes desafíos para su país es ingresar al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económico (TPP por sus siglas en inglés).

Atribuyó los niveles de desempeño económico a una política clara de diversificación económica y comercial. En ese sentido, la diversificación versa en mejorar la calidad de las relaciones con los demás países, no solo en la búsqueda de más mercados.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, consideró que el desempeño del país se evidencia en un aumento de las exportaciones, inversión extranjera y diálogo. “Lo económico, lo educativo, lo social, lo político, necesitan de diálogo”.

El empresario reconoció que Nicaragua todavía está lejos de llegar a donde se quiere, pero que ya se camina sobre esa ruta mediante la generación del empleo formal a nivel mayor promedio que el resto de la región.

“Es algo que solo se puede a través del esfuerzo que ha venido haciendo la atracción de inversión y la creación de empresa”, señaló.

Nicaragua creció 4.6% en 2014, según el Banco Central de Nicaragua (BCN). Para 2015 se proyectó un crecimiento de 4.8% y en 2016 el país puede crecer entre 4.5% y 5.0%, indica la Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano (CMC).

INVERSIÓN Y LIDERAZGO EN ENERGÍA

José Adán Aguerri indicó que la demanda de energía incrementó en 10% debido al crecimientode Nicaragua en obediencia a dos factores principales: inversión en el sector y la electrificación.

El BCN establece que a noviembre de 2015 el sector residencial pasó a consumir 1,007.8 miles megavatios/hora, lo que significa un alza de 8.5% respecto de lo registrado en el mismo período de 2014.

El consumo y factura de energía del sector comercial subió en 6.8% hasta sumar 744.7 miles de megavatios/hora en noviembre pasado. En tanto, los sectores industriales, bombeo, alumbrado público e irrigación tuvieron un mayor consumo.                   En el caso de la industria la factura incrementó 4.7%; mientras, en el de irrigación creció 21.6%, de acuerdo con el informe oficial.

“La demanda de energía creció en 10% en 2015. Esto obedece a que más nicaragüenses tienen acceso a la electricidad y a que han aumentado los sistemas de riego en el país. Además, el crecimiento de la economía está estimulando el consumo interno”, manifestó César Zamora, gerente de País de IC Power y presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua.

En 2015, la empresa distribuidora de energía sufrió pérdidas de $40 millones, aproximadamente; es decir, menor a los $80 millones que perdía anualmente hasta hace dos años.

Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas, refirió que históricamente Nicaragua ha dependido de combustibles fósiles. Sin embargo, las energías renovables juegan ahora el papel más importante al representar el 75% de la generación.

Dentro de ese contexto mencionó que entre 2006 y 2012 Nicaragua captó unos $1,200 millones en inversiones en energía renovable desde proyectos eólicos hasta geotérmicos. “Esta es una posición de liderazgo”, expresó.

No obstante, Farnsworth dijo que aún hay desafíos grandes. Según los registros, 1.2 millones de nicaragüenses aún no tienen acceso al servicio. “Pero una vez que haya electricidad universal habrá también un gran impacto positivo en la economía”.

Al respecto, César Zamora ejemplificó que el año pasado Nicaragua rompió récord en la región centroamericana en demanda energética, lo que se explica por “mayor acceso a la electricidad, la demanda de riego y la reducción de la tarifa”.