EMPRESAS MULTILATINAS PREFIEREN EQUIPOS

DOCTOR FRANCISCO ARMANDO ARIAS HIJO El socio administrador regional de Arias & Muñoz expresa que la competencia leal es deseable y bienvenida.


Es el pionero en la regionalización de servicios legales en Centroamérica. En su haber tiene 74 años de presencia en el mercado de servicios legales y se mantiene innovando proactivamente en los aspectos estratégicos y de negocio de la profesión.

Es Arias & Muñoz, la única firma en Centroamérica completamente integrada. Todos los abogados trabajan con una misma visión y bajo los mismos estándares de calidad, de manera que un cliente recibe el mismo trato y atención en cualquiera de los países donde se le atiende. “Este es un factor que nos permite distinguirnos y que es muy apreciado por los clientes”, indica el doctor Francisco Armando Arias (hijo), socio administrador regional de Arias &Muñoz.

El bufete cuenta con 34 socios, más de 160 abogados y más de 400 colaboradores en Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. No obstante, la firma ha manejado transacciones en el Caribe y Sudamérica mediante lazos profesionales que mantiene con despachos de primer nivel en esas regiones.

Ofrece servicios legales en más de 30 áreas de práctica a cargo de abogados especialistas con amplia capacidad y experiencia en su materia para brindar soluciones en los países de penetración y más allá de la región gracias a la amplia red de alianzas. Para Arias & Muñoz, la competencia leal es deseable y bienvenida, pues ayuda a superarse e innovar en beneficio de los clientes.

Arias refiere que una muestra elocuente de la calidad del servicio que la firma presta a sus clientes son los reconocimientos a nivel regional y latinoamericano que Arias & Muñoz ha recibido en los últimos años. Por ejemplo, el “Client Service Award” que fue otorgado por Chambers and Partners.

Arias & Muñoz fue establecida en El Salvador en el año 1942 como Bufete F.A. Arias.

A mediados de los 90, comenzó un proceso de expansión y regionalización al fusionarse con el bufete costarricense J.A. Muñoz y P. Muñoz bajo el nombre de Arias & Muñoz.

El 50% de sus socios administradores son mujeres y el 56% de sus abogados son también mujeres.

Agrega que entre los servicios más demandados por los empresarios dependen de la dinámica de la economía de cada país. No obstante, la mayoría recae en las áreas de derecho comercial y corporativo, banca y finanzas, impuestos, arbitrajes y litigios, propiedad intelectual, derecho laboral, energía, derecho inmobiliario, telecomunicaciones, competencia, protección al consumidor, medio ambiente y otros.

“La exigencia de las empresas en cuanto a la gama de servicios legales es mucho más amplia a como se percibía en años anteriores. Cada vez más los empresarios necesitan profesionales capacitados en más áreas, que sean expertos en brindar soluciones rápidas y efectivas. Necesitan consejeros que los guíen, personas en quienes puedan confiar, quienes sepan hacia dónde se está moviendo el mundo, que sepan actuar en equipo, que sean empáticos con sus clientes y que tengan la capacidad de acompañarlos en sus emprendimientos”, expone Armando Arias hijo.

EL VALOR AGREGADO

Un mundo en constante cambio demanda más actualizaciones en materia legal para actuar con otros profesionales. Por ello algunas empresas prefieren contratar firmas en lugar de hacer uso de profesionales internos o abogados independientes.

“Los abogados de firmas legales de múltiples especialidades, como la nuestra, no solo se ven expuestos ante una diversidad de situaciones, sino de industrias que permiten una comprensión más amplia de los negocios y mayor experiencia para asesorar a los clientes. El apoyo de colegas especialistas en áreas complementarias permite soluciones de negocio integrales. Esto es poco probable que se pueda obtener en un departamento legal interno, donde hay muchos abogados de primer nivel, pero solo con la visión de negocio de la empresa en la que laboran”, comenta Armando Arias.

Otro factor en juego es que las compañías buscan a las firmas legales cuando se presentan temáticas de alta complejidad o que demandan mucho tiempo del que ellos no disponen. En este punto emergen también las empresas multilatinas que buscan firmas con una amplia variedad de servicios legales para suplir sus necesidades, con profesionales capacitados en diversas áreas de práctica que trabajan como un equipo más que como individuos.

“Una fortaleza que ofrece Arias & Muñoz para estas empresas es contar con oficinas en múltiples jurisdicciones, lo que permite a las empresas poder atender sus asuntos en la región a través de un solo contacto”, señala el socio administrador regional.

LAS OPORTUNIDADES

Armando Arias comenta que la industria de las energías renovables es una de las que ha atraído mucha inversión en años recientes.

“Hemos tenido la oportunidad de asesorar a desarrolladores de proyectos energéticos en la adquisición y fusión de contratos de suministro de energía, compras de sociedades, participación en licitaciones, entre otros”.

Por ejemplo, en 2015 asesoraron a SunEdison -el desarrollador de energías renovables más grande del mundo- en el proceso de adquisición de Globeleq Mesoamerica Energy (Wind) por una suma de $350 millones, convirtiéndose en el desarrollador de energía eólica más importante en la región.

En el mismo año, Arias & Muñoz brindó servicios legales a Invenergy en la compraventa de acciones de la Sociedad Energía del Pacífico, S.A. de C.V., encargada de desarrollar una planta de energía de 380 megavatios de capacidad en base a gas natural licuado, que estará ubicada en Acajutla, El Salvador, y entrará en operación entre 2018 y 2019. El proyecto está valorado en más de $800 millones y será la primera de su naturaleza en la región.

El bufete ha asesorado también en la compra de operaciones de fábricas procesadoras de cartón y productos de papel en El Salvador y Costa Rica por parte de un grupo europeo, y la de laboratorios farmacéuticos por parte de clientes sudamericanos.

“Se prevé que la inversión en energías renovables continúe porque los países han establecido como política nacional la diversificación de la matriz energética y están otorgando incentivos fiscales a los generadores. Esto resultará en una mayor demanda de servicios legales, ya que las empresas requieren acompañamiento en su incorporación, contrataciones, asesoría fiscal, regulatoria, laboral, y otros. Vemos más demanda en asuntos corporativos ante la llegada de nuevos inversionistas”, concluyé Arias.